Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

El factor estético

Estudio de H. M. Kasparián. "Spartak", 1973.

Si en todas las artes el concepto de belleza es inasible, lo es más aún en ese arte particularmente intelectualizado que es el ajedrez. Algunos (afortunadamente, pocos) niegan incluso la propia aplicabilidad de la estética al ajedrez. Sin embargo, los amantes de este juego, en su inmensa mayoría, disfrutan al extremo con estos elementos estéticos, aunque no siempre coinciden entre sí sobre lo que es bello y lo que no lo es. El presente estudio de Kasparián tiene innegables méritos como construcción intelectual, pero su encanto principal, al menos para quien esto escribe, deriva del factor estético. Después de 1 g6 j., Rg8 no serviría 2 h7 j., Rf8 y el caballo blanco está perdido, pero 2 Re7! deja a las negras escasas opciones. Si 2... Cf4 / 3 h7 j.!, R - g7 / 4 Ad4 j., R - g6 / 5 Tg3 j. y 6 A - h8 con tablas. Existe 2... Cg5, ante la que perdería 3 h7 j., R - g7 / 4 Ad4 j., R - g6 y al no existir el jaque en g3, 5 A - h8, C - h3 y las negras ganan; pero en cambio empata 3 Ad4!!, con una secuencia prácticamente forzada: 3... T - g6 / 4 h7 j., C - h7 / 5 Th4!! Esta dificilísima jugada amenaza 6 Cf5 capturando la dama, lo que ahora no hubiera servido: 5 Cf5, Te6 j.! / 6 R - e6, Cg5 j. seguida de 7... D - h3, o bien 6 Rd7, Cf8 j. y 7... D - h3. Las negras no tienen otro recurso que 5... T - g7, y es en esta posición que deslumbra el factor estético: la conjunción de piezas negras en un rincón del tablero, sometidas e impotentes ante el fuego de las dos únicas piezas rivales, es una maravilla de hermosura. Después de 6 Re8 las negras están en zug-zwang perfecto: 6... Te7 j. / 7 R - e7 y la dama queda cazada, y lo mismo sucede si 6... Cf6 j. / 7 A - f6. Una maravilla estética.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de enero de 2003