Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal de nieve cierra cuatro puertos de montaña y obliga a usar cadenas en más de 30

Protección Civil alerta a nueve comunidades en las que nevará a partir de los 700 metros

El temporal de nieve obligó ayer a cerrar al tráfico cuatro puertos de montaña y a circular con cadenas en más de 30. Protección Civil puso en alerta a 10 comunidades autónomas; a nueve de ellas, en el norte y el centro peninsular, por la previsión de precipitaciones de nieve, y a Andalucía, por el viento que soplará en Granada y Almería, que puede alcanzar los 90 kilómetros por hora. Los 5.000 transportistas que quedaron atrapados el lunes por el temporal cuando se encontraban a la altura de La Jonquera (Girona) pudieron reanudar la circulación ayer por la mañana.

Según el Instituto Nacional de Meteorología (INM), para hoy se preven nevadas en Lugo, Ourense y Pontevedra (Galicia), Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Huesca (Aragón) y Madrid, donde la cota de nieve descenderá de 900 a 700, según los casos.

Los puertos cerrados al tráfico son el de Portillo de la Sía y Estacas de Trueba, en Burgos; Lunada, en Cantabria, y O Poio, en Lugo. Fue obligatorio el uso de cadenas para circular por puertos de Ávila, Burgos, Palencia, Zamora, Soria, León, Asturias, Granada y Huesca.

En Girona, unos 5.000 vehículos pesados, concentrados el lunes por la policía autonómica en los aparcamientos de La Jonquera, Vilamalla y el circuito de fórmula 1 de Montmeló, tuvieron que esperar a que las autoridades francesas levantaran las restricciones al tráfico en el sureste del país, donde las nevadas fueron más abundantes. La mayoría de los vehículos remprendió viaje a primera hora de la mañana de ayer, informa Gerard Bagué.

El jefe de predicción del Instituto Nacional de Meteorología, Ángel Rivera, precisó a Efe que un frente frío atravesará la Península y Baleares de norte a sur a lo largo de mañana y provocará "un empeoramiento bastante significativo" de las condiciones meteorológicas, con precipitaciones que serán de nieve en toda la mitad norte peninsular, mientras que en la mitad sur y Baleares nevará por encima de los 600 metros.

Tras el paso de ese frente, los vientos soplarán del norte y arrastrarán una "masa de aire muy frío", que determinará que las mtemperaturas máximas ronden los cero grados en la mitad norte peninsular, y los seis grados en la mitad sur.

El viernes y sábado, al descenso térmico se unirán vientos moderados y fuertes que provocarán una sensación de "frío intenso" y contribuirá a que la nieve se hiele.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de enero de 2003