Colaninno anuncia una intervención de "carácter amistoso" en Fiat

Los Agnelli afirman que su plan ya está ofreciendo buenos resultados

El empresario Roberto Colaninno, ex presidente de Telecom Italia, anunció ayer en un comunicado que estudia llevar a cabo una intervención de "carácter amistoso" en el grupo automovilístico Fiat. Colaninno indicó que en las próximas semanas presentará su plan de reflotamiento. La multinacional aseguró ayer que no ha recibido ningún plan y anunció que ya empieza a evidenciarse una significativa reducción de las pérdidas operativas.

Hacia el final de la jornada de ayer, Colaninno declaró a través de un comunicado que "está estudiando una hipótesis de intervención en Fiat, con carácter amistoso y que la empresa podrá evaluar en las próximas semanas". El plan Colaninno para la Fiat representaría el ingreso de 8.000 millones de euros, de los cuales la mitad aportaría el empresario de Mantua y otros 4.000 millones de euros se conseguirían en concepto de ventas de activos, entre las cuales se encontraría Fiat Avio. Si se verificara la entrada de un pool de empresarios que adquiriera un 30% de Fiat, la familia Agnelli que hoy posee esa cantidad de las acciones debería reducir su cuota al 20%, perdiendo el control de la empresa.

Por otro lado, si el plan de saneamiento de Fiat no tuviera éxito, la opción para la empresa de Turín sería la vender participaciones a la estadounidense General Motors, ya propietaria del 20% de la fábrica italiana de automóviles y con derecho de compra sobre el restante capital a partir de 2004.

Las declaraciones de Colaninno vinieron precedidas de un comunicado de Fiat que excluía tajantemente el ingreso del financiero Roberto Colaninno (lo que produjo una frenada en la subida de la acción que ayer cerró con un alza del 2% tras ganar más de un 5%).

Menores pérdidas

Además, los actuales gestores de Fiat señalaron que "los resultados positivos del nuevo plan comienzan a evidenciarse con una significativa reducción de las perdidas operativas en los últimos cuatro meses" y que "el grupo alcanzará en el cuarto trimestre una posición mejor de la fijada con los bancos acreedores".

Por su parte, el diario La Stampa de Turín, de propiedad del grupo Fiat, ironizó sobre los rumores que "agitan el mercado y crean expectativas difíciles de realizar" y que bastó que Colaninno tirara el anzuelo para que picaran muchos, desde pececillos que rondan Piazza Affari (Bolsa de Milán), hasta periódicos como el Financial Times y The Wall Street Journal. Entretanto, el periódico de Turín confirmó la existencia de un proyecto Fiat "firmado por Ruggero Magnoni, vicepresidente europeo de la Lehman Brothers, capaz de inflamar el entusiasmo de Colaninno".

Por cuanto se refiere a la ocupación y la posibilidad de nuevos cortes de actividad, desde el sector sindicalista llegaron críticas a Colaninno por los despidos que se realizaron antes y durante su gestión en Telecom Italia y Olivetti y amenazas de nuevas huelgas y paro.

Factoría de Iveco (grupo Fiat).
Factoría de Iveco (grupo Fiat).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS