Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PA acepta vender las cocheras de Tussam para evitar una nueva crisis con el PSOE en Sevilla

Los andalucistas rechazan suspender la subasta aunque no están "de acuerdo" con ella

La permanente tensión en la que viven PA y PSOE su pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Sevilla volvió ayer a ponerse de manifiesto en el último pleno del año. Habían votado de la mano y sin roces tanto los presupuestos del año próximo como el Avance del Plan General de Ordenación Urbana. Pero el PP presentaba una moción para frenar la subasta convocada por la empresa pública de transportes Tussam, gestionada por los socialistas, para vender los suelos de sus antiguas cocheras. El PA, aunque votó con su socio para evitar la suspensión de la venta, reconoció su oposición a la misma y justificó su voto en la necesidad de evitar el objetivo de los populares: una nueva crisis de gobierno.

La propuesta del PP pretendía frenar la venta de los terrenos de los talleres y cocheras de Tussam, 31.000 metros cuadrados ubicados en plena milla de oro del mercado inmobiliario de Sevilla y que, según el pliego de condiciones del concurso, tienen un precio de salida mínimo de 38 millones de euros. Tráfico ya ha recibido dos ofertas por los suelos, de 41 y 44 millones de euros. La decisión de convocar una subasta se conoció el pasado 10 de diciembre y desde ese mismo día el delegado de Urbanismo, Rafael Carmona, ha manifestado su disconformidad con la operación emprendida por sus socios de gobierno al frente de la empresa de pública de transportes.

Entre la espada y la pared

Los populares aprovecharon la rotundidad de Carmona para presentar una propuesta que pudiera poner entre la espada y la pared a los andalucistas: mantenerse fiel a sus palabras y a su compromiso de no especular con suelo público o al pacto de gobierno. Al final, optaron por lo segundo.

"No estamos de acuerdo con la venta de estos terrenos porque mantenemos nuestro compromiso de que todo el suelo municipal se utilice para construir Viviendas de Protección Oficial", advirtió el delegado de Urbanismo para explicar el voto de su partido, "pero lo que no vamos a hacer es apoyar una propuesta oportunista de la oposición que pretende separar a los dos grupos de gobierno".

Según Carmona, la envergadura de esta operación no es tan importante como para que compense abrir una nueva brecha en el gobierno. "En estos suelos caben 300 viviendas y las últimas promociones de VPO que hemos presentado tienen más de 1.000", subrayó el delegado de Urbanismo, quien lamentó que su socio de gobierno haya convocado el concurso "sin consultárselo" al PA. "Si lo hubiéramos sabido con tiempo habríamos buscado otra solución, pero ya está todo en marcha y no podemos hacer nada", aseguró.

El portavoz del PP, Jaime Raynaud, mostró su "perplejidad" por esta operación de Tussam con el Avance del PGOU aún inmaduro. "No vale la justificación del PA. Esto es el fin del discurso progresista del gobierno municipal y supone una puñalada al proceso participativo del plan". La misma perplejidad mostró Luis Pizarro, el portavoz de IU, por que fueran los socialistas quienes impulsaran esta operación "especulativa". Pizarro reclamó que fuera Urbanismo, con el dinero del Patrimonio Municipal de Suelo, el que adquiriera los terrenos para paliar la difícil situación de Tussam pero dedicar todo el suelo a la vivienda pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de diciembre de 2002