El grupo imputa los cambios contables al director general Francisco Pontes

Las causas del despido del director general de Aguas de Valencia, Francisco Pontes, difieren muy poco de las argumentadas contra el consejero delegado de la compañía, Aurelio Hernández. La sociedad hídrica responsabiliza a Pontes del cambio de criterios contables, "consiguiendo un aumento aparente de la cuenta de resultados del orden del 28%". La compañía sostiene que la variación "hubiera significado un notable aumento de la retribución variable" del director general, del director financiero, Fernando Pontes -hermano del primero-, del consejero delegado Aurelio Hernández, "y de su amigo, Juan Carlos Luján", directivo del grupo AVSA, recoge la carta de despido. Tampoco informó Pontes del cambio de principios contables a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a la que está obligada toda sociedad que cotiza en Bolsa.

A este motivo le siguen otros relacionados con el consejo de administración de Aguas de Valencia, celebrado el pasado 28 de noviembre en París, donde suspendieron a Hernández y Pontes de sus respectivos puestos directivos por pérdida de confianza. Según los hechos descritos en la carta, Francisco Pontes se presentó el día 28 en el aeropuerto de Manises, dispuesto a viajar a París, donde estaba previsto el consejo, a pesar de que el día anterior le advirtieron de que no estaba convocado. Después se le impidió el acceso al edificio donde se desarrolló la reunión del consejo. Tras suspenderle en el cargo, la sociedad le despidió hasta el día 13 de sus despacho, "orden que desobedeció, permaneciendo unas horas en el mismo".

El resto de causas coinciden en su mayoría con las de Hernández. Así, Pontes habría cobrado unos 289.000 euros por valoración al mérito, excediendo esta cantidad la retribución variable de su contrato. También le acusan del cobro de más de 500.000 euros sin justificar su destino, de retirar otros 5.000 euros para crear la firma Seasoning sin informar al consejo, y de un gasto conjunto con Hernández a cargo de las tarjetas de crédito de la compañía de 297.451 euros.

AVSA concluye la carta con la acusación contra Fernando Pontes, hermano del director general, de llevarse del Departamento de Contabilidad las facturas originales de los proveedores: Audiovisual Española 2000, Ed. Medios Valencia-Alicante-Castellón, Diario de Valencia, Mini Diario, Saur España, Despacho Heras-Albiñana-Suárez Abogados y Federico Doménech. "Recientemente, estas facturas han sido devueltas, unas al presidente, otras al vicepresidente y otras a Facsa, socio minoritario de AVSA, por conducto notarial", concluye el documento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS