Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Clasificaciones

Tras la polémica de la clasificación de la biblioteca en catalán, valenciano y mallorquín, yo me pregunto: ¿Por qué no se separan también las obras en andaluz, madrileño, gallense (por diferenciarlo del gallego), alicantino...? ¿Qué pasa, que si por un puñado de votos a los políticos les conviene decir que la Tierra es plana, porque el pueblo así lo decide, vamos a hacerles todos caso? ¿Por qué los expertos sirven para todo, pero en el tema del catalán es la gente (cuanto más inculta mejor) la que tiene la última palabra? Yo propongo que a partir de ahora censuremos la palabra "castellano" de todos los libros y que se sustituya por "alicantino". Y nada de Filologías Hispánicas. A partir de ahora Filología Alicantina, que para eso es la lengua que nosotros hablamos. I sin jramatiqa, cada huno ke hescriva co mo le dela ga na. Un poco más de seriedad ante algo tan valioso como es una lengua. Por cierto, la palabra dialecto no es ninguna deshonra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de diciembre de 2002