Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados a 54 años los etarras que asesinaron a un policía en Barcelona y lo intentaron con Luis del Olmo

Los etarras Ignacio Krutxaga y Fernando García Jodra, integrantes del comando Barcelona, fueron condenados ayer a 54 años de prisión por el asesinato del policía municipal Juan Miguel Gervilla, ocurrido en Barcelona el 20 de diciembre de 2000 y el intento de atentado por medio de un coche bomba contra el periodista radiofónico Luis del Olmo.

La Audiencia Nacional ha condenado también a Lierni Armendariz, tercera integrante del grupo, a 24 años de prisión, por el asesinato frustrado de Del Olmo.

Los etarras deberán indemnizar con 300.000 euros a la viuda y cada uno de los hijos del agente falledido y con 150.000 euros a Del Olmo, por los daños morales.

La sentencia declara probado que Krutxaga y García Jodra habían recibido de ETA las instrucciones para realizar atentados en la zona de Barcelona. Posteriormente se incorporó al grupo Lierni Armendariz, que fue la que trajo de Francia la dinamita Titadyne, con la que confeccionaron un artefacto explosivo con la intención de hacerlo estallar al paso del coche en el que Luis del Olmo se trasladaba desde su domicilio a su trabajo. El 20 de diciembre situaron el coche bomba en la ruta utilizada por el periodista, pero como éste no apareció intentaron retirarlo.

El vehículo se averió en un lateral de la Diagonal, y cuando el guardia urbano Juan Miguel Gervilla se acercó a auxiliar, Krutxaga y García Jodra dispararon sobre él causándole la muerte. Ambos huyeron a la carrera dejando abandonado el coche bomba. Tras su detención, a Krutxaga le fue incautada una de las pistolas utilizadas para matar al agente.

Por otro lado, el juez Guillermo Ruiz Polanco ha prorrogado otros dos años la prisión preventiva para el dirigente etarra Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros, al que se acusa como autor por inducción del atentado contra el Hipercor de Barcelona, ocurrido en 1987 y en el que resultaron muertas 21 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de diciembre de 2002