Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada tres alimentos básicos cuesta entre un 8% y un 30% más que hace un año

Las mayores alzas en los precios corresponden a frutas, hortalizas y pescados

Una veintena de alimentos básicos, de una cesta de 60, se han encarecido entre un 8% y un 30% desde el mes de noviembre de 2001 al de este año, según un informe presentado ayer por el secretario de Estado de Comercio, Juan Costa. La subida, que rebasa ampliamente la inflación interanual del 4%, está encabezada por los productos frescos, principalmente por las frutas, hortalizas y pescados. Sin embargo, el Gobierno confía en que los precios se estabilizarán a partir de noviembre, y asegura que la tragedia del Prestige no se nota aún en la cesta de la compra.

El estudio presentado ayer por el responsable de Comercio tiene como objetivo "dar más información a los consumidores" sobre la evolución de los precios en alimentación, uno de los componentes más inflacionarios de la economía española. Para ello, la secretaría que dirige Juan Costa ha estudiado 92.000 precios recogidos en comercios de todo tamaño de 26 ciudades, y ha elaborado una cesta de 60 productos, la mitad frescos y la mitad envasados. El informe se hará público a partir de ahora el primer martes de cada mes, con los datos correspondientes a la tres primeras semanas del mes anterior.

Los primeros datos desvelan que los productos frescos se llevan la palma en subidas. Así, el precio de las peras ha escalado un 9,31% con respecto al mes de octubre, el conejo lo ha hecho en un 8%, las zanahorias han subido un 4,49%, y las lechugas, un 4%. Entre los envasados destaca la subida del queso emmental, que se apunta un 4,08%. Otros alimentos, en cambio, se abarataron entre octubre y noviembre, como las naranjas (bajaron un 2,44%), la merluza (1,62%) o la carne de pollo (un 0,49%).

Aunque los datos demuestran, según Costa, que la evolución de los precios en noviembre "ha sido moderadamente a la baja" con respecto al mes de octubre, en los últimos 12 meses se arrastra una subida que, en el caso de las peras, se eleva hasta el 29,26%; en los tomates, al 28,85%; un 25,5% para las anchoas, y en el aceite de oliva llega al 8,64%.

Razones del encarecimiento

El secretario de Estado de Comercio enumeró, como posibles razones del encarecimiento, las inundaciones sufridas en Cataluña o el levantamiento del embargo que sufrían hasta hace poco las clementinas en Estados Unidos. En relación al desastre ecológico del Prestige y su posible incidencia en los precios de pescados y mariscos, aseguró que no se ha notado "porque todavía no hay falta de productos en las lonjas". Costa hizo también referencia a la incidencia que los márgenes del sector de la distribución pueden tener en los precios de los alimentos. Tras conocerse que la inflación interanual había escalado hasta el 4% el pasado octubre, el Gobierno anunció que ha encargado un estudio al respecto al Tribunal de Defensa de la Competencia. El secretario de Comercio indicó ayer, sin embargo, que sacar la conclusión de que las subidas se explican por el aumento de márgenes en la distribución "es muy complicado", y aseguró que el sector se está comportando de forma estable en los últimos años, ya que trasladan tanto las subidas como las bajadas en el origen a los precios minoristas, aunque de forma más moderada en ambos casos.

Costa no quiso anticipar qué efecto pueden tener estas alzas sobre el índice de precios al consumo (IPC), ya que éste dato lo proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE), basándose en informes y metodología propios. Este viernes se hacen públicos los datos del IPC correspondientes a noviembre, y los expertos auguran que se mantendrá la tasa interanual de inflación en el 4%, o en el mejor de los casos, que bajará levemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de diciembre de 2002