_
_
_
_
Reportaje:

El baile de los presupuestos

La oposición pretende mover casi 1.000 millones de euros con sus enmiendas a las cuentas del Consell

La oposición pretende mover casi 1.000 millones de euros con sus enmiendas a las cuentas del Consell

La comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de las Cortes Valencianas inicia hoy el debate de las miles de enmiendas al proyecto de ley Presupuestos de la Generalitat para 2003 presentadas por los diversos grupos parlamentarios. El debate se prolongará hasta el jueves. No en vano, son más de 4.000 las enmiendas que serán defendidas en la comisión. Con sus iniciativas la oposición pretende mover de sitio cerca de 1.000 millones de euros para destinarlos a objetivos distintos a los previstos por el PP. Es el baile de los presupuestos, en el que la oposición tiene escasas posibilidades de que el PP acepte salir a la pista: su mayoría absoluta le permitirá rechazar todas las invitaciones para modificar el proyecto presupuestario.

El proyecto de presupuestos suma 8.907 millones de euros -un 6,5% más que los de este año-, que se incrementan hasta los 10.633 millones si se incluyen las empresas públicas y los organismos autónomos. Y aunque el PP ha defendido que "el pilar básico" de las cuentas lo constituyen "las políticas de gasto social", la oposición ha presentado centenares de enmiendas destinadas precisamente a reforzar ese carácter social.

Tanto los socialistas como Esquerra Unida y el Grupo Mixto han puesto la mirada en la sección 20 de los presupuestos, la de gastos diversos. Esta sección, hasta ahora anecdótica, ha crecido de manera espectacular: con más de 300 millones de euros disponibles, esta consejería tiene más presupuesto que departamentos como Hacienda, Justicia, Industria o Medio Ambiente y se ha convertido en un comodín para cuadrar las cuentas de la Generalitat. La oposición no quiere ser menos y también utiliza esta sección a la hora de sustentar económicamente sus enmiendas. La sección 20 es el apartado del proyecto presupuestario en el que más hincan el diente los grupos de la oposición para su baile de partidas.

La oposición se ha fijado en la enorme inyección de capital a los proyectos de ocio que ha incluido el PP en esta sección, 148 millones de euros. Pretenden destinar ese dinero a políticas sociales, "mucho más necesarias para los ciudadanos". Con esos 148 millones, de los que el PP destina 119,7 a la empresa Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (CACSA), mientras los 28,7 restantes van a la Sociedad Proyectos Temáticos, la oposición pretende cubrir un importante abanico de carencias: desde el plan de vivienda y la atención bucodental a niños, embarazadas y mayores, hasta la escolarización de niños de 0 a tres años, pasando por la dotación de equipos de alta tecnología para los hospitales públicos, el fondo de cooperación local o la gratuidad de los libros de texto.

Con sus 2.522 enmiendas, los socialistas pretenden cambiar de destino casi 500 millones de euros. Las áreas de educación y sanidad son las más afectadas. En la primera, apuestan por el sector público a base de reducir los conciertos con la privada, por considerar que el PP "compensa" a este último en detrimento del primero. Destacan los casi 38 millones de euros de ayudas a los ayuntamientos para garantizar la gratuidad de la escolarización, al menos el 30% de los niños de 0 a 3 años. Además, proponen 150 actuaciones de reforma y construcción de infraestructuras educativas de Primaria y otro centenar de Secundaria. En cuanto a la Universidad, los objetivos se centran en las becas para la exención de tasas y en las destinadas a jóvenes investigadores. Mientras, en el área de Cultura, detraen casi 10 millones de euros de la Fundación de las Artes Escénicas, de la Bienal de las Artes, del Consorcio de Museos y de la Real Academia de Cultura Valenciana para destinarlos al sector audiovisual.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En sanidad, el PSPV mueve 91 millones de euros, con los que pretenden conseguir una sanidad pública de calidad, segura y eficaz. La reversión del hospital de Alzira, la extensión de la atención bucodental a niños, adolescentes y mujeres embarazadas y la construcción de nuevas infraestructuras hospitalarias centran las enmiendas del PSPV, que detrae gran parte del dinero necesario para ello de la partida del gasto farmacéutico, que constituye la principal sangría de la sanidad valenciana.

En el área de bienestar social echa mano de más de 31 millones de la sección de gastos diversos para destinarlos a fines sociales. Entre sus propuestas destaca la de trasvasar a conciertos y subvenciones los fondos que el PP destina al bono residencia. Además, dentro de la propia Consejería de Bienestar Social, el PSPV mueve en total unos 40 millones de euros. La red pública de residencias de la tercera edad es uno de los principales destinos de los fondos. Gran parte de las partidas que los socialistas utilizan para sustentar sus enmiendas salen de la sección de gastos diversos, aunque también de la supresión de la dirección de Grandes Proyectos.

Por su lado, Esquerra Unida, que ha tramitado 1.295 enmiendas al proyecto presupuestario, mueve casi 300 millones de euros, en su mayor parte procedentes de las mismas partidas a las que recurren los socialistas. La mayor parte, en el área de obras públicas: más de 200 millones, de los cuales 148 proceden de lo que el PP destina a sus proyectos emblemáticos. EU también elimina la partida correspondiente al aeropuerto de Castellón para destinar el dinero a una nueva línea de tranvía en el área de La Plana. En educación, EU reduce todas las partidas de los conciertos para incrementar en 17,4 millones de euros diversos aspectos: desde los gastos de funcionamiento de la consejería hasta los comedores escolares, pasando por la promoción del valenciano.

En bienestar social reduce los fondos dedicados al bono residencia: de los 25 millones de euros previstos, EU detrae 19 para residencias de la tercera edad, ayudas a los ayuntamientos y, en general, a políticas sociales de carácter perdurable y no efímero. EU también rebaja los fondos para los trabajos realizados por otras empresas, que el PP ha aumentado este año de forma considerable. Mientras, en agricultura, EU mueve 12,7 millones de euros para la mejora de las estructuras agrarias, la ordenación y mejora de la producción y el desarrollo ganadero. En industria cambia de sitio 10 millones de euros con idéntico objetivo. Y en medio ambiente y justicia la coalición propone cambiar otros 10 millones para políticas de residuos y el palacio de justicia de Elche.

Finalmente, el Grupo Mixto, con 362 emiendas presentadas, suprime partidas por importe de unos 200 millones de euros y cambia de destino otros 216 millones, también para reforzar el carácter social de los presupuestos.

7 segundos por enmienda

Se dice siempre que la ley de Presupuestos es la más importante en cualquier Parlamento. Pero a la hora de la verdad, casi todos los proyectos legislativos se debaten más que aquella. La propia organización del debate presupuestario en las Cortes Valencianas y la inflación de enmiendas no contribuyen precisamente a dar realce a la discusión de las cuentas que presenta el Consell. Los diputados dispondrán sólo de siete segundos para defender cada enmienda. Claro está que no todas se tienen que defender, ya sea por su obviedad o por su carácter técnico, de manera que, al agruparlas, los portavoces suman tiempo que pueden dedicar a defender las que más les interesan, bien por su calado político o por su importancia económica. Lo cierto es que el debate de presupuestos ha cambiado mucho en los últimos años. Ya no tiene nada que ver con los maratonianos plenos de finales de los ochenta y principios de los noventa, que acababan de madrugada, ya a punto de concluir el mes de diciembre, con la aprobación de las cuentas que presentaba el Consell. Ahora se comprime y se acelera todo, por pura comodidad, para que los diputados puedan disfrutar en paz de la Navidad, aunque sea a costa del empobrecimiento de la discusión política.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_