_
_
_
_
Reportaje:Oleodiel | EMPRESAS

La calidad del pequeño

El aceite que produce la Cooperativa Nuestra Señora de la Oliva, Oleodiel, con sede en Gibraleón (Huelva) Y propiedad del empresario onubense Vicente Rodríguez Gómez se está convirtiendo en un producto cada vez más demandado, debido sobre todo a las exigencias en su fabricación. El tratamiento y el proceso de producción del aceite en esta empresa ha despertado la curiosidad de los expertos del sector. Los premios se han sucedido para Oleodiel.

El pasado 18 de septiembre, Rodríguez Gómez recogió de manos del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, el premio al mejor aceite afrutado de España. Un mes después, la Corporación de Gibraleón concedió a esta empresa la Medalla de Oro de la localidad.

Esta empresa da trabajo de forma inducida a todos los oleicultores de la provincia onubense

El aceite procede de la aceituna picual, cuyo cultivo en la provincia de Huelva es una garantía de éxito para el agricultor debido a las condiciones climatológicas y de suelo de la provincia. La variedad picual produce un aceite más dulce, menos amargo y más sabroso al paladar, según Rodríguez Gómez. La cosecha de aceituna en la provincia onubense alcanzó los 5,5 millones de kilos en 2001, y para este año se prevé recoger cuatro millones de kilos. "Después de una buena cosecha, viene otra más pobre", explicó Rodríguez Gómez.

La cooperativa Nuestra Señora de la Oliva es pequeña, 6.000 metros cuadrados edificados (unos 30.000 metros cuadrados en terreno), con una única sede, en la provincia de Huelva, que alberga la planta envasadora, las oficinas y el laboratorio. Factura al año unos tres millones de euros. Este aceite sólo se distribuye en la provincia de Huelva. "Somos conscientes de que nuestra cooperativa es pequeña. No tendríamos kilos de aceituna suficientes para dirigirnos a un mercado foráneo. Nuestra planta en semiartesanal", destaca el gerente de Nuestra Señora de la Oliva, Francisco José Domínguez. El 40% de la producción aceitera la distribuyen a granel y el resto se destina a envasado -de 5 litros por garrafa- para el consumo en la provincia de Huelva. Sólo un 20% de ese envasado se destina para consumo en otras provincias españolas, concretamente en Ávila y Oviedo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aunque la industria del aceite en Huelva no tiene tanta tradición como en otras provincias andaluzas, como Jaén, líder del sector, sin embargo, variedades como la aceituna picual, bien adaptada a la climatología y a la tierra, hacen que despunten cultivos como éste, a pequeña escala, pero con gran futuro y rentabilidad.

"Tal vez sea el hecho de que no nos obsesiona la cantidad de producción ni los grandes mercados, lo que hace que nos centremos más en la calidad del producto y en vigilar que el proceso de molturación sea perfecto", sostiene Rodríguez Gómez.Este empresario desvela así la clave del éxito: La calidad. Las ventas lo reafirman: "En los últimos tres años se han triplicado los pedidos".

Seiscientos socios forman la cooperativa, todos ellos pequeños agricultores onubenses, que proporcionan las aceitunas de los campos del entorno de Gibraleón, en un 80%, y el resto de otras localidades próximas, como Aljaraque, Niebla y San Juan del Puerto. Esta empresa genera escaso empleo directo, pero de forma inducida da trabajo a todos los agricultores de la provincia onubense dedicados al cultivo de la aceituna. "Antes había muchos agricultores que dedicaban parte de sus tierras a la plantación de cereales, pero han comprobado el suculento futuro de la aceituna y ahora destinan la totalidad de sus cultivos a la plantación de olivos", afirma Domínguez.

En las instalaciones, ubicadas en la carretera nacional 431, el 80% de los trabajadores son hombres y un 20% mujeres. Dos de ellas se dedican a realizar las pruebas de rendimiento y de calidad del aceite en el laboratorio. En total, la cooperativa cuenta con una decena de empleados en sus instalaciones.

La marca Oleodiel se ha convertido en la provincia de Huelva en un sello de calidad, en un reclamo de garantía. Sus máximos promotores, Vicente Rodríguez Gómez y Francisco José Domínguez, se encargan cada año de que el aceite esté presente en ferias, muestras gastronómicas y exposiciones, para que la marca vaya adquiriendo un sello propio.

Datos de interés

Dirección

Carretera N-431, Sin Número. Gibraleón

Empleos

Diez trabajadores en las instalaciones y 600 agricultores

Facturación

3.000.000 de euros

Producción

aceite

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_