Necrológica:NECROLÓGICASPerfil
i

Achille Castiglioni, el diseñador de los objetos cotidianos

Achille Castiglioni, el arquitecto y diseñador italiano cuya influencia artística en los objetos cotidianos, como lámparas y taburetes, contribuyeron a convertir a Italia en líder del diseño moderno después de la II Guerra Mundial, falleció el pasado lunes en Milán a los 84 años. Le sobreviven su esposa, Irma, dos hijas, Giovanna y Monica, y un hijo. Su familia no anunció su muerte hasta días después, para proteger su intimidad.

Nacido en 1918 en Milán, Castiglioni se licenció en la Universidad Politécnica de su ciudad natal en 1944 y comenzó a trabajar con sus hermanos mayores Livio y Pier Giacomo en el estudio de arquitectura y diseño de ambos, que habían abierto en 1938 con Luigi Caccia Dominioni. Livio Castiglioni abandonó el estudio en 1952. Achille y su hermano Pier Giacomo trabajaron en proyectos arquitectónicos y urbanísticos como el pabellón Montecatini en la feria comercial de Milán en 1962, y también contribuyeron con sus trabajos llenos de ingenio a que el diseño italiano fuera famoso en los últimos cincuenta años.

Entre ellos están el Mezzadro [Jornalero], un asiento de tractor con una base metálica, y el Sgabello per telefono

, una columna rematada por un asiento de bicicleta. Los dos hermanos también se distinguieron, como equipo, por sus diseños de lámparas, como la denominada Arco, diseñada en 1962. La pantalla de cromo en forma de bola, suspendida de un arco de acero desde una base de mármol, fue una solución inteligente para tener una lámpara de techo en un habitación sin tener que hacer agujerear el techo. La lámpara, todavía en producción, es emblemática del diseño de alto nivel asociado al diseño italiano. La conocida como Ventosa, de lectura, diseñada en 1962, está unida a la mesa con una ventosa.

Achille y Pier Giacomo Castiglioni trabajaron juntos hasta la muerte de Pier Giacomo en 1968. Los diseños de Castiglioni continuaron uniendo lo común con la sorpresa. Sus últimos diseños, caracterizados por la simplicidad, incluían la serie Brera, lámparas con una pantalla opaca blanca con forma de huevo.

"Cuando el diseño se reconozca a nivel mundial como una fuerza cultural como sucede en Italia, Castiglioni será considerado extraordinario, como Duchamp en su campo", ha dicho Paola Antonelli, directora de arquitectura y diseño en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, que organizó la exposición Achille Castiglioni en 1997.

Antonelli, alumna de Castiglioni cuando fue profesor de arquitectura y diseño en la Politécnica de Milán en los ochenta, calificó su clase como "la más entretenida y popular". "El diseño requiere observación", explicaba Castiglioni, según Antonelli, como si fuera fácil basar toda una vida de trabajo en la percepción de los objetos comunes y ver lo que los demás no pueden ver.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de diciembre de 2002.