Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
 

Un estudiante crea un programa informático multimedia para personas con trastornos en el habla

David Sánchez, estudiante del centro de la Imagen y la Tecnología Multimedia de la Fundación Politécnica de Cataluña, dependiente de la Universidad Politécnica (UPC), ha desarrollado un programa multimedia interactivo para adultos que sufren deficiencias en el habla. Originado por causas traumáticas o tumores cerebrales, este trastorno en la comunicación, conocido como afasia, dificulta notablemente la capacidad para expresarse de forma oral o escrita a un buen número de personas adultas.

Si hasta ahora una de las terapias más utilizadas para paliar los efectos de esta enfermedad ha sido la repetición de palabras con el objetivo de recuperar el habla, la creación de David Sánchez abre las posibilidades al incluir un software que reconoce la voz, y en el que interactúan imágenes, gráficos, textos y sonidos. Así, con este nuevo programa informático el enfermo trabaja autónomamente con el ordenador, que, mediante mensajes elaborados en audio, registra los vocablos y facilita el seguimiento de su evolución.

Personalización

La aplicación informática permite al terapeuta personalizar al máximo el programa según las necesidades de cada uno de los pacientes, seleccionando el idioma, el vocabulario más adecuado o el orden de ejercicios que se debe realizar con la ayuda de animaciones en dos dimensiones y de un vídeo que reproduce los movimientos de la boca articulando el vocabulario que tiene que pronunciar.

El verificador de voz y la posibilidad de almacenar los ejercicios efectuados por el enfermo a lo largo de las sesiones de trabajo permite la consulta de los resultados y realizar un seguimiento pormenorizado y continuo de su evaluación.

El proyecto, que se ha probado con resultados positivos en la Escuela de Patología del Lenguaje del hospital de Sant Pau de Barcelona, "viene a llenar cierto vacío de herramientas con soporte informático en los centros de tratamiento de patologías del habla", asegura David Sánchez, quien considera que "lo bueno de este proyecto es que hay una verdadera comunicación y un intercambio de información entre los enfermos y el ordenador". Sánchez subraya "el esfuerzo que supone para los adultos afectados reaprender a nombrar o describir la realidad que conocen, pero sin tener la capacidad de articularla", y apunta que su programa anima a los enfermos porque ofrece "ejercicios atractivos que les ayudan a luchar por recuperar la palabra hablada o escrita".

Para este joven menorquín de sólo 25 años, que subraya las enormes posibilidades de la aplicación de los programas multimedia en el campo sociosanitario, este tipo de creaciones es muy necesario para paliar el sufrimiento de los enfermos. "El problema", añade, "está, como siempre, en la falta de financiación para investigación".

Aunque la aplicación ya ha sido probada, a principios de 2003 el hospital de Sant Pau efectuará una serie de pruebas piloto con enfermos seleccionados en función de su grado de afasia. "La verdad es que muchos pacientes se han ofrecido para probar la aplicación, porque saben que será para ir más rápido y mejorar su situación", concluye Sánchez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de diciembre de 2002