_
_
_
_
_

Querella contra un juez que encarceló a un marroquí irregularmente

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) se ha querellado contra el magistrado que el pasado mes de marzo ocupaba transitoriamente el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Almuñécar, Agustín M. Fernández-Fígares, por ordenar la prisión de un marroquí sin formular acusación ni celebrar la comparecencia previa al encarcelamiento. El juez, que ahora ocupa la plaza de secretario en un juzgado de Lebrija (Sevilla) también tiene abierto un expediente sobre idoneidad para el cargo.

Fernández-Fígares envió a Requena (Valencia) a mediados de marzo una orden de detención y de ingreso en prisión contra un marroquí acusado de un supuesto delito contra la salud pública. El marroquí fue encarcelado sin que el juez celebrara el acto de comparecencia previa previsto por la ley. Tampoco formuló oficialmente durante los tres meses que pasó el detenido en la cárcel la acusación. El ministerio público acusa al juez de un presunto delito contra la libertad individual cometido por un funcionario público.

El representante legal del detenido planteó en su momento una queja ya que ignoraba el delito por el que había sido detenido. La Fiscalía, cuando comprobó la situación del marroquí, ya habían transcurrido alrededor de tres meses desde su entrada en prisión. El detenido fue puesto de inmediato en libertad. Entonces el juez contra el que se ha presentado la querella ya había dejado el puesto al titular de la plaza. El fiscal tiene intención de pedir la comparecencia del marroquí para que declare como testigo y que pueda recibir una compensación por el tiempo que permaneció en prisión de manera irregular.

Agustín M. Fernández-Fígares ya fue expedientado en febrero de 2000 por el Consejo General del Poder Judicial por un incidente ocurrido en un bar nocturno de Granada. Hace mes y medio aproximadamente, el TSJA le abrió un expediente sobre idoneidad para el cargo para comprobar si cumple los requisitos de formación exigibles a un juez. El expediente aún no está resuelto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_