Alas con poco fuelle

American Airlines suprimirá vuelos en el primer trimestre de 2003 para poder efectuar nuevos despidos de personal

American Airlines, propiedad de AMR Corp., la mayor aerolínea del mundo, eliminará más vuelos en Estados Unidos durante el primer trimestre de 2003 para equipararlos mejor con la demanda y, en consecuencia, podría despedir más personal.

Los vuelos y la capacidad de ocupación en EE UU y Canadá serán para el próximo mes de marzo un 3,3% inferiores a los de igual periodo del año pasado, aduce la compañía. Un plan previo contemplaba un recorte del 0,1%. La aerolínea suprimirá frecuencias de vuelos en los días más tranquilos en algunos mercados, aclara el portavoz Al Becker.

AMR perdió 2.980 millones de dólares en los primeros nueve meses de este año porque los atentados del 11 de septiembre y la debilidad económica de Estados Unidos han reducido la demanda de viajes por avión y las aerolíneas han tenido que rebajar sus tarifas para atraer pasajeros. American está tratando de reducir sus costos anuales en unos 4.000 millones de dólares y ya ha identificado las maneras de alcanzar cerca de la mitad de esa cifra, entre ellas eliminando 7.000 empleos, suprimiendo vuelos y dejando aviones en tierra.

American Airlines está tratando de reducir sus costes operativos en unos 4.000 millones de dólares anuales a causa de la crisis aérea

"Aunque las aerolíneas redujeron capacidad hasta los niveles de 1998, sus ingresos bajaron a los niveles de 1995", señala Glenn Engel, analista de Goldman Sachs, que califica a AMR con underperform (comportamiento inferior al mercado). "Sigue habiendo ese déficit, y hasta que mejore la demanda las aerolíneas seguirán recortando poco a poco sus servicios hasta recuperar el equilibrio".

La aerolínea, con sede en Fort Worth (Tejas), está revisando el efecto de las últimas reducciones de capacidad sobre el empleo, y "no sabemos aún, pero puede haber necesidad de afrontar más despidos", afirma Jeff Brundage, vicepresidente de relaciones con los empleados.

American afirma que la capacidad nacional para todo el ejercicio 2003 disminuirá cerca de un 5% con respecto a este año, debido a la reducción del primer trimestre. La aerolínea había proyectado previamente una caída del 3,6%. La capacidad internacional no será reducida porque le demanda para esos vuelos es elevada.

Por otra parte, AMR piensa que podría cancelar la venta de una empresa que utiliza aviones turbohélices en el Caribe para su filial American Eagle. Días atrás la empresa norteamericana accedió a vender Executive Airlines al empresario Joaquín Bolívar, de Puerto Rico, por un importe no revelado.

Pero, para que no todo sean malas noticias, esta semana las autoridades estadounidenses han aprobado los acuerdos de colaboración firmados entre American y Swiss, lo que supone un paso más en el camino que debe llevar a la integración de la compañía suiza en la alianza OneWorld. De momento, las dos aerolíneas podrán coordinar de forma inmediata sus tarifas, vuelos y horarios sin vulnerar la legislación antitruste norteamericana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS