Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parc de les Aus de Vilassar traslada un chimpancé de Fuengirola para acompañar a 'Tico'

El chimpancé Tico, el inquilino más popular del Parc de les Aus, situado de Vilassar de Mar (Maresme), tiene por fin un compañero. Se trata de Julio, otro chimpancé de la misma especie procedente del zoológico de Fuengirola, en Málaga. Julio ha sido trasladado a Vilassar para ayudar a Tico -que jamás ha estado en contacto con otros ejemplares de su misma especie- a integrarse en la vida en grupo.

Los dos animales han sufrido experiencias paralelas, ya que fueron abandonados a los pocos años y posteriormente criados, en jaulas aisladas, en centros zoológicos. Pero a diferencia de Julio, cuya integración al grupo de chimpancés del mismo zoo malagueño resultó rápida y sencilla, los intentos de encontrar compañía para Tico han resultado, hasta el momento, infructuosos. Sus cuidadores en Vilassar de Mar han tratado, en numerosas ocasiones y con poca suerte, de encontrarle una hembra con la que pueda convivir y reproducirse. Pero la personalidad de Tico ha hecho difícil esta labor, ya que ningún ejemplar hasta ahora ha reunido los requisitos necesarios para convivir con un animal de fuerte carácter y poco acostumbrado a compartir su espacio con otros chimpancés, animales que presentan un tipo de comportamiento muy especial.

Por este motivo, sus cuidadores pensaron en buscarle un amigo algo más pacífico, al que Tico se adapte y del que pueda aprender pautas de comportamiento que le ayuden en su futura integración en un grupo mayor. El objetivo de los cuidadores es que Tico pueda formar parte dentro de un año de la pequeña colonia de chimpancés de la que formaba parte Julio, la cual podría instalarse en el Parc de les Aus. Pero para ello es necesario que Tico se acostumbre poco a poco a sus futuros compañeros. "El chimpancé Julio ha pasado por la misma situación que Tico, porque se crió junto al hombre y luego fue abandonado. Además, Julio sabe lo que es adaptarse a un grupo y podrá enseñarle a Tico sus costumbres y pautas de comportamiento", explica Marta Vinyals, responsable del Parc de les Aus.

"Dulce y bonachón"

Julio es un chimpancé de 24 años de edad. Fue decomisado a un fotógrafo y, posteriormente, adoptado por el zoo de Fuengirola. Allí sus cuidadores trabajaron, con gran éxito, para integrarlo en una colonia de chimpancés. "Para Julio la integración fue fácil, porque tiene un carácter muy dulce y bonachón", explica Marta Vinyals. "Esperamos que también pueda adaptarse a Tico y que éste también lo acepte".

Julio llegó a Vilassar de Mar el miércoles por la noche y el jueves empezó ya el proceso de acercamiento a su compañero. Aunque todavía no han entrado en contacto físico, a través de la reja que les separa los dos chimpancés ya han empezado a observarse, olerse e incluso comunicarse mediante gritos y gestos. "Las primeras reacciones han sido muy buenas. Tico siente curiosidad y Julio parece feliz en su nuevo hábitat", dice Vinyals.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de diciembre de 2002