Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso insta a agilizar la homologación de títulos extranjeros

La Comisión de Educación del Congreso aprobó hoy instar al Gobierno a "agilizar y simplificar los trámites de homologación de títulos extranjeros" de enseñanza superior, cuyas solicitudes se han ido incrementado desde 1997 entre un 22 y un 31 por ciento de año en año. La iniciativa, una proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular, contó con el apoyo de CiU y la abstención del Grupo Socialista, al que no se le admitió una enmienda en la que se solicitaba, además del avance en la eficacia de la resolución de las solicitudes, una garantía de calidad y cumplimiento de los requisitos europeos.

En la proposición no de ley, el PP recuerda el incremento "palmatorio" de las solicitudes de convalidación y homologación, y aunque el Ministerio de Educación adoptó medidas para agilizar los trámites, los plazos de resolución exceden del establecido reglamentariamente (nueve meses una vez que la documentación está completa). Sin embargo, el Grupo Popular advierte de que "visto el incremento de solicitudes y los efectos que una tardía resolución pueden desencadenar para el interesado, es necesario seguir trabajando con el objetivo de conseguir alcanzar una más eficiente prestación del servicio".

El portavoz socialista, Jaime Lissaveztky, mostró su "sorpresa" por la iniciativa popular porque es "un reconocimiento a la ineficacia del Ministerio de Educación", al tiempo que advirtió de que la propuesta puede quedar en un "brindis al sol" si no se aportan más recursos humanos para este fin. Asimismo, el diputado del PSOE insistió en la importancia de garantizar el proceso de homologación, porque recordó que la UE mantiene unas exigencias en este sentido y España debería revisar otros convenios bilaterales que ya están desfasados. Por ello, Lissaveztky defendió la enmienda de su grupo para mejorar el texto redactado por el PP, que puede acabar siendo un "coladero". El diputado de CiU, Ignasi Guardans, coincidió en mostrar su sorpresa con la proposición no de ley, pues a su juicio pide al Gobierno que desarrolle la Ley de Universidades (LOU), "tras todos los meses que han pasado" desde su aprobación. Tras subrayar el "calado político" de la iniciativa, Guardans afirmó coincidir con la necesidad de agilizar el sistema de convalidaciones, en una cuestión que es competencia del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 2002