Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal que juzga a Hormaechea le sanciona por faltar al respeto

El ex presidente de Cantabria Juan Hormaechea protagonizó ayer un nuevo escándalo durante la lectura de su informe final como abogado defensor de sí mismo en el juicio que hoy quedará visto para sentencia. El presidente de la sala anunció que le imponía una multa de 300 euros por incorrección disciplinaria.

Hormaechea consideró al fallecido juez Claudio Movilla, presidente de la sala y ponente del tribunal que le condenó hace ocho años, y al magistrado Mario García Oliva capaces, dadas sus ideas de izquierdas, de haberle arrojado al mar en 1936. Durante la guerra civil, según Hormaechea, cientos de personas fueron tiradas al mar desde el faro de Cabo Mayor, en Santander, bajo dominio republicano. Y agregó: 'Y a mí se me ha arrojado ahora por otro faro, el jurídico'. Hormaechea aludió a IU, que ejerce la acusación popular, para decir que tiene sobre sus espaldas millones de muertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de noviembre de 2002