El cura, el alcalde y el 'mosso d'esquadra'

El ambiente en Les Franqueses anda enrarecido. 'El alcalde ha promovido la construcción en solares que suman un millón y medio de metros cuadrados', explica el concejal Andreu Montañés, y lo ha hecho 'a la brava', afirman los vecinos afectados. 1.116 personas han firmado un documento de protesta. Les Franqueses tenía 10.000 habitantes hace cinco años. Dentro de poco tendrá 15.000, y casi todos los nuevos en casas recién construidas.

Explica el alcalde que la mayoría son forasteros, que van sólo a firmar. Y añade que no entiende de qué se queja la gente si les recalifica el terreno y los hace ricos. Los hermanos Josep Maria y Rosa Boixareu, ambos afectados, reconocen que sus terrenos se han revalorizado, pero opinan que hacerse rico puede no ser una prioridad y explican que en algunos casos el afectado ha terminado perdiendo dinero. 'El Ayuntamiento ha hecho por su cuenta el trabajo de urbanización y lo ha repercutido en los propietarios. Hay casos en los que la diferencia entre la indemnización por el terreno y lo que hay que pagar por las mejoras pasa de 15 millones de pesetas. Si no los tienes, o malvendes el terreno o te endeudas'.

Más información
Una ex empleada de Les Franqueses denuncia que el alcalde le atribuye cursos que no ha hecho

Torné tiene en contra al menos a dos de los sacerdotes de la localidad. Uno de ellos es el párroco de Llerona, Joan Vallicrosa, que ha presentado una denuncia ante los mossos porque alguien le robó unas cadenas. Vallicrosa cree que era del Ayuntamiento, aunque no tiene pruebas.

Todo empezó, explica, tras su apoyo a los críticos. 'El Ayuntamiento utiliza campos de deportes de la parroquia y dejó de pagar el alquiler. Puse una denuncia en el juzgado y cerré el acceso con cadenas y candados. Desaparecieron y lo denuncié a los mossos. Al día siguiente me trajo las cadenas un empleado municipal'. El alcalde lo niega todo, todo y todo. Asegura que el Ayuntamiento paga religiosamente a la parroquia y que el sacerdote actúa por despecho.

Los Boixareu denuncian que cada vez que el alcalde sabe de un acto de protesta, su propiedad pierde parte de los árboles que tenía. 'Una carta al director, una declaración y llega una brigada y arranca encinas o revienta un trozo de bosque sin que luego se haga nada'. Buena parte de las recalificaciones están en los tribunales, pero los juicios, explica Vallicrosa, 'al ciudadano le cuestan mucho dinero, los del Ayuntamiento los pagamos todos'. La última denuncia contra Torné es de empleados municipales por mobbing (acoso laboral). 'Continuará...', dicen los vecinos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS