Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EDUARDO MARTÍN | Astrónomo

'Aún no tenemos datos de planetas como la Tierra'

Uno de los descubrimientos más importantes de los últimos tiempos es que hay planetas orbitando alrededor de otras estrellas, los llamados planetas extrasolares. Pero ese hallazgo ha llegado envuelto en otros que los astrónomos no esperaban, y que están obligando a reconsiderar el concepto mismo de planeta. Por ejemplo, resulta que también hay cuerpos de tamaño planetario que están flotando solos en el espacio. ¿Cómo se formaron? ¿Son embriones de estrellas fallidas o planetas que se alejaron de su estrella? Eduardo Martín, de 38 años, forma parte del grupo de astrónomos españoles que los descubrió y ahora es uno de los líderes de la investigación mundial en este campo. Empezó su carrera en el Instituto de Astrofísica de Canarias y ahora está en la Universidad de Hawai (EEUU). Afirma no ver 'la posibilidad de volver a España a corto plazo'. Martín participó en la última reunión de la Sociedad Española de Astronomía, celebrada en Toledo.

'Se rumorea que puede haber un premio Nobel en el futuro para los pioneros'

'No tenemos las observaciones precisas para ver el origen de estos sistemas'

Pregunta. Se descubren cada vez más planetas extrasolares.

Respuesta. Sí, se siguen detectando sobre todo con la misma técnica indirecta usada para el descubrimiento del primer planeta entorno a la estrella 51 Pegasi en 1995 . Son objetos de muy baja masa que giran alrededor de estrellas similares al Sol. La búsqueda de planetas alrededor de otras estrellas se ha convertido en una verdadera industria, liderada por los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, en Europa, y Geoff Marcy y Paul Butler en EE UU.

P. Y siguen siendo sistemas muy distintos al nuestro, con planetas gaseosos muy grandes y cercanos a la estrella central, ¿no?

R. Con el tiempo están detectando planetas con menos masa y periodo más largo . El que menos masa tiene es más ligero que Saturno. Y los de mayor periodo están a entre cuatro y cinco veces la distancia de la Tierra al Sol, o sea que se acercan ya bastante a Júpiter, que está a algo más de cinco. Pero estos planetas más alejados siguen siendo mucho más masivos que Júpiter.

P. ¿Quiere decir que son más abundantes los planetas más masivos, o es un problema de las técnicas de observación?

R. Lo que pasa es que la técnica que se usa es más sensible a planetas más masivos. Más bien al contrario, lo que estamos viendo es que los planetas de menos masa son más abundantes. Pero hemos llegado al límite de detección y no sabemos nada acerca de los planetas por debajo de la masa de Saturno. También se observa un déficit de enanas marrones orbitando alrededor de estrellas. Sólo un 0,5% de las estrellas tienen una enana marrón a menos del triple de la distancia de la Tierra al Sol.

P. ¿Hay mucha competencia en este campo de la astrofísica?

R. Desde luego. Hay una especie de guerra político-científica entre los suizos y los estadounidenses. Ha habido casos en que observaban la misma estrella. También ha ocurrido que unos han anunciado detecciones que luego los otros han desmentido, o que se pelearan por quién fue el primero... Hay cierta tensión porque es un área de mucha repercusión científica y mediática. Se rumorea que puede haber un premio Nobel en el futuro para los pioneros en este tema. Se entra en una lucha por el prestigio y la hegemonía.

P. ¿Cómo pueden formarse esos objetos tan masivos tan cerca de la estrella, al contrario a lo que ocurre en el Sistema Solar?

R. Ésa es una de las dificultades para interpretar estos resultados. La cuestión de qué es un planeta, qué una enana marrón... no todo el mundo está de acuerdo en llamar planetas a estos objetos. Hay hipótesis sobre cómo se forman, pero realmente no lo sabemos, porque no tenemos las observaciones necesarias para ver el origen de estos sistemas planetarios. Ésta va a ser una de las grandes contribuciones de ALMA . Necesitamos datos.

P. ¿Qué hipótesis se barajan?

R. Hay dos fundamentales. La primera es que los planetas se forman donde están, a esas distancias de la estrella. Eso requiere que haya discos protoplanetarios muy masivos, tanto que es un poco incómodo, porque serían discos de masa comparable a la de la propia estrella. El material en estos discos estaría demasiado caliente como para que se formaran los conglomerados de material que crecen hasta formar planetas, que es como se cree que se formaron los planetas en el Sistema Solar. Así que según esta hipótesis los planetas extrasolares que detectamos sólo se pueden formar por colapso gravitatorio, es decir, como las estrellas. La otra teoría es la de la emigración: los planetas se forman lejos, de forma convencional, con aglomerados, y después migran hacia el interior del disco protoplanetario, por interacciones gravitatorias del disco con el propio planeta, con otros planetas o incluso con otras estrellas si es un sistema múltiple.

P. Si un planeta se forma como una estrella, ¿debería seguir llamándose planeta?

R. El debate sigue abierto. Tampoco se sabe cómo llamar a los cuerpos de masa planetaria que no están orbitando ninguna estrella. Esos también podrían haberse formado como estrellas, solos, por colapso gravitatorio del material en la nebulosa; o pueden haberse formado alrededor de una estrella, ya sea por colapso gravitatorio o mediante un conglomerado de planetésimos, y después haber sido eyectados lejos del sistema.

P. ¿Cómo saber qué teoría de formación es la buena?

R. Estos procesos ocurren en nubes muy densas de gas molecular y polvo, que ocultan la visión. La luz visible no puede atravesar este material. Por eso necesitamos observar en longitudes de ondas largas, submilimétricas y milimétricas, capaces de atravesar este material. También necesitamos datos de alta resolución espacial, que nos permitan distinguir detalles y así ver lo que ocurre a distancias de la estrella de entre una y cien veces la distancia de la Tierra al Sol.

P. Habla de imágenes directas de los planetas extrasolares, algo que aún no se ha conseguido.

R. Sí, estamos hablando de imágenes, no de medidas indirectas. Con las enanas marrones será fácil. Con los planetas tipo Júpiter será un poco más dificil, pero posible.

P. Pero no se llegará a ver planetas como la Tierra.

R. No. Las técnicas que usamos ahora no lo permiten y tampoco será posible con el futuro ALMA. Para detectar tierras hay que salir al espacio, y ya hay varios telescopios espaciales en proyecto.

P. ¿Hay sistemas planetarios formados de maneras muy diferentes?

R. Desde luego, puede haber una gran diversidad de ellos. Porque sistemas estelares múltiples conocemos de todas las clases: estrellas binarias tan cercanas entre sí que acaban fundiéndose o que por el contrario están muy separadas, estrellas triples, cuádruples, cúmulos... El caso del Sistema Solar aún no podemos cuantificar cómo es de común, pero no hay que pensar que la Tierra es un planeta raro. Al contrario, las indicaciones son que los planetas de más baja masa son más frecuentes que los más masivos, aunque aún no tenemos datos de planetas de masa como la Tierra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de octubre de 2002