Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Mayor demanda a Arzalluz por relacionarle con empresas de seguridad privada

Jaime Mayor Oreja, vicesecretario general del PP, ha presentado una demanda civil contra el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, por intromisión ilegítima en el honor por haber asegurado el 10 de febrero pasado que la negativa del Ministerio del Interior a autorizar la ampliación de la Ertzaintza en 200 agentes estaba relacionada con 'los amplios intereses de la familia Mayor Oreja en las compañías de seguridad privadas'. La demanda, que instruye un juzgado bilbaíno, se basa en varios artículos de la Ley de Protección Civil del Derecho al Honor para respaldar lo que considera una intromisión que ha lesionado la 'dignidad' del ex titular de Interior.

Fuentes cercanas a Mayor aseguran que la demanda 'no tiene ninguna lectura política', aunque el propio dirigente popular ha reconocido que no hay sitio en la actuación pública para 'las calumnias y maledicencia de Arzalluz'. En cualquier caso, las declaraciones cruzadas entre ambos han subido mucho de tono últimamente.

La polémica entre ambos se remonta a la segunda vez en esta legislatura en que trascendió la negativa del entonces ministro del Interior, Mariano Rajoy, a acceder a la petición de la consejería vasca de Interior de ampliar la policía autonómica en 200 agentes. Esa petición se planteó ya cuando Mayor era titular de Interior, con la salvedad de que entonces el Ejecutivo vasco pedía 500 ertzainas.

'Calumniador' y 'cobarde'

Tras la salida de Mayor, la posición del ministerio no cambió. Mayor replicó a las acusaciones de Arzalluz acusándole de 'calumniador' y 'cobarde' y anunciando medidas legales contra él. La oficina de prensa del PNV difundía dos días después una nota en la que citaba de nuevo a Mayor Oreja y a su 'hermanísimo', José María Mayor, que han 'desempeñado puestos de responsabilidad' en algunas empresas de seguridad. La nota agregaba: 'Tampoco hemos olvidado cómo Mayor Oreja puso como custodia de las gentes del PP en Euzkadi guardias de seguridad privados cuando Juan María Atutxa retiró las escoltas policiales a los presuntos amenazados' durante la tregua de ETA.

Mayor ha reiterado en múltiples ocasiones que no tiene 'ningún interés en ninguna compañía privada de seguridad'. En febrero pasado, presentó un escrito en los juzgados bilbaínos para forzar un acto de conciliación con Arzalluz. El 15 de marzo, Mayor acudió al acto de conciliación, pero Arzalluz mandó a su abogado, quien anunció que el presidente peneuvista no tenía ninguna intención de retirar ninguna de sus afirmaciones.

Mayor dejó en manos de su abogada la decisión de interponer 'las correspondientes acciones civiles o penales'. Finalmente, ha presentado una demanda civil contra Arzalluz por intromisión en el honor. En los próximos meses se producirá una audiencia previa en el juzgado y luego será la vista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de octubre de 2002