CARTAS AL DIRECTOR
i

Lástima, soy portador de un cromosoma Y

Hace ahora casi cinco años, la madre de mis hijos decidió que teníamos que separarnos por motivos que no vienen al caso. En ese momento, los hijos tenían uno y tres años. La madre de mis hijos decidió también que lo mejor es que se quedasen conmigo, a pesar de ser portador de un cromosoma Y.

Mi primera sorpresa fue cuando su abogada me presentó el convenio de separación. Las condiciones eran realmente muy exigentes, pero las acepté, tal y como esta abogada me 'recomendó', ya que legalmente soy portador de un cromosoma Y, y poca cosa podía hacer desde un punto de vista judicial.

Lo más curioso en estos últimos años ha sido la reacción social de que un portador de cromosomas Y pueda tener la custodia de los hijos y que se ocupe de ellos de forma adecuada.

Los portadores de cromosomas Y parece que tenemos una falta de genes, en la pata del cromosoma que nos falta, que nos hace absolutamente no creíbles legal y socialmente como aptos para cuidar y educar adecuadamente a nuestros hijos como padres custodios.

Tengo unas cuantas experiencias al respecto, pero las más divertidas han sido durante mi anual cita con la declaración de renta por teléfono. Ya temo las preguntas de: 'Situación civil', divorciado. 'Tipo de declaración', conjunta. '¿Como?', 'sí, conjunta, con mis hijos'. 'No puede ser, usted está divorciado'; 'sí, ya lo sé, pero mis hijos están conmigo'. 'Ya, pero, según el régimen de visitas'; 'no, me hago cargo de ellos'. 'Pero, ¿tiene usted la custodia? [voz de sorpresa]'.

Desgraciadamente, ahora estoy en paro y he tenido una nueva experiencia sobre la maldición que nos acompaña a los portadores de cromosomas Y. En mi inscripción al Inem, todo fue muy bien. Mi interlocutora fue repasando toda la documentación que me pidieron de forma muy eficaz, hasta llegar a la sentencia de divorcio. Allí se para y durante varios minutos, leyendo y releyendo, hasta que levanta la vista y me dice: 'Esto esta mal'; '¿perdón?'. 'Sí, esto esta mal porque habla del padre no custodio en femenino'; 'ya, es que los niños hace ya cinco años que están a mi cargo'. '¿Como?'. El resto de la entrevista fue un desastre. Éstos son sólo ejemplos jocosos que ilustran superficialmente el problema que podemos vivir los portadores de un cromosoma Y...-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50