Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aumento de policías no evita el vandalismo en Granada

La Policía Local de Granada reforzó el viernes por la noche con 24 agentes el dispositivo especial previsto para los fines de semana con el fin de paliar los efectos del botellón. Los agentes se distribuyeron en las zonas más conflictivas, algunas plazas del Albaicín y los aledaños de la Catedral. Este despliegue no evitó que un grupo derribara de madrugada a golpes una tapia de dos metros de largo por uno de ancho, que cayó al patio de una vivienda del Albaicín, situada 10 metros más abajo.

La asociación de vecinos del Bajo Albaicín denunció que el suceso ocurrió sobre las 4.30 y originó el 'pánico' entre los residentes de la zona por el fuerte ruido que produjo la caída de cascotes. Nadie resultó herido y los jóvenes abandonaron el lugar sin ser identificados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 2002