Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BENITO LERTXUNDI | Cantautor

'No me interesa la cultura de panfleto'

Cuatro años después de grabar junto a la Orquesta Sinfónica de Euskadi, Benito Lertxundi (Orio, 1942) asume un formato más clásico de canción de autor en su 13º disco, o 'poemario musical'. Se titula Nere ekialdian y se vertebra en torno al pensamiento y la 'filosofía poética' del escritor portugués Fernando Pessoa. Suyos son cinco de los diez textos que canta Lertxundi.

Pregunta. ¿Qué le seduce de Pessoa?

Respuesta. Para mí es un filósofo, un hombre sabio, percibo que mira más allá del mundo establecido. En sus textos nos cuenta la relación que tiene con el mundo, con la realidad, y se da cuenta de que él no está aparte de nada, ni es parte de la totalidad: es la misma totalidad en sí misma. Eso es un ejercicio cultural interno increíble.

P. ¿El sorprender, el ser original, sigue sin figurar entre sus objetivos?

R. Todos tenemos un lenguaje, un bagaje cultural que nos ha costado mucho tiempo, y cuantos más años llevamos lo dominamos mejor, llega mejor lo que queremos enviar. Para mí, el aspecto formal es secundario. Me interesa más lo que vaya a enviar mediante ese puente que es la fórmula estética.

P. ¿Tiene la sensación de protagonizar un capítulo importante en la historia de la música vasca?

R. Me siento muy afortunado por haberme dedicado a este oficio, pero no tengo la sensación de haber sido descubridor de nada. Si he conmovido durante todo este tiempo, si he creado situaciones conmovedoras, y de eso estoy seguro, eso me parece un premio fantástico.

P. El teatro Ayala acaba de despachar a una compañía por provocadora y David Delfín montó un revuelo en la pasarela Cibeles. ¿En la música también existen aún líneas que no conviene traspasar?

R. Hay que tener mucho cuidado en la fórmula que se emplee, porque puede despertar la sensación de grosería, perversidad o qué sé yo. Pero se pueden decir muchas cosas y muy fuertes, muy profundas, con un talante respetuoso y siendo objetivo.

P. Algo que no debe preocuparle, ya que cuida mucho su producción.

R. No me preocupa. No tengo interés en entrar de nuevo en una cultura de panfleto.

P. ¿La promoción es la parte menos grata de su profesión?

R. Pienso que asumo un papel de agente de ventas, que vende un producto. Y es un papel que no me gusta mucho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002