Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Dibujos para un siglo' reúne en Vitoria cien pruebas de 95 grandes artistas del XX

Habrá quien lo califique como un arte menor, como un amago creativo, pero estos prejuicios seguro que desaparecen después de recorrer la exposición Dibujos para un siglo, que ayer se inauguró en la sala de la Fundación Caja Vital de Vitoria. Son cien pruebas de 95 artistas que vivieron en la pasada centuria, imprescindibles en cualquier relación de creadores que se haga del siglo XX y que se podrán disfrutar hasta el próximo 21 de noviembre.

Los primeros en presentarse llegan desde el XIX: Edgar Degas, con un boceto en pastel de su lienzo Bailarina saliendo del baño; Paul Cezzane y sus Viñedos, o la Chica con sombrero, de Manet, entre otros. Son la última expresión de un dibujo que vivirá una transformación radical en los primeros decenios del XX. Ahí están para demostrarlo las creaciones de Picasso, María Blanchard o Juan Gris. En este apartado no hay que dejar de citar a Marcousssis y Modigliani, artistas ambos con pocas incursiones en el dibujo.

Las obras proceden de colecciones públicas y privadas de Alemania, Francia, Italia y España. Y no faltan las aportaciones de la propia Caja Vital, como las dos obras de Miró o la de Carlos Sáenz de Tejada, una composición de tintes surrealistas. Se incluyen también dibujos de escultores como Pablo Gargallo, Julio González o Eduardo Chillida, quien está respresentado en la exposición con 'el dibujo más delicado', según Marisa Oropesa, comisaria de la muestra.

Rafael Alberti, Federico García Lorca, Michaux o Giacometti dan paso a Clavé, Tàpies, Matta o Saura, quienes preceden a realistas como Antonio López o Carmen Laffon para concluir el recorrido con algunos de los últimos creadores: Pérez Villalta, Miquel Barceló, Neuman o Basquiat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de octubre de 2002