El ex gerente declara que la dirección de Mercalicante le dejó jugar en bolsa

El PSPV exige que se aclare la responsabilidad de Díaz Alperi como presidente de la empresa

Emilio Clavero, ex gerente de la empresa mixta Mercalicante, detenido por un supuesto desfalco de tres millones de euros, declaró ayer ante el juez que estaba facultado para efectuar algunas de las operaciones irregulares, entre ellas jugar en bolsa. Clavero no precisó quién le autorizó, si el consejo de administración o la comisión ejecutiva, ambos presididos por el alcalde, Luis Díaz Alperi, del PP. El PSPV insiste en la necesidad de crear una comisión de investigación para clarificar la actuación de la comisión ejecutiva, máximo órgano de control de Mercalicante.

El ex directivo de Mercalicante, detenido el miércoles, comenzó ayer a prestar declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Alicante. El interrogatorio contó con la presencia del fiscal jefe, José Antonio Romero. La juez pidió al ex directivo de Mercalicante que aportara su versión sobre las supuestas irregularidades en su cometido detectadas por las auditorías financiera y de gestión realizadas por Pricewaterhouse y Coopers. Clavero contestó, según fuentes del caso, que su trayectoria en Mercalicante no había causado perjuicios económicos a la firma y añadió que su administración era conocida por los órganos de supervisión.

Preguntado acerca de uno de los capítulos más chocantes de su gestión, la inversión en bolsa de unos 300.000 euros (50 millones de pesetas) de la compañía, Clavero también trató de eludir responsabilidades. El ex gerente respondió que estaba facultado expresamente para invertir en bolsa. Una parte de esa cantidad desapareció y ya no fue reintegrada a Mercalicante. Esta utilización irregular de dinero fue una de las causas por las que Clavero fue cesado el 29 de julio.

La comisión ejecutiva de Mercaliante la integran, aparte del alcalde, los otros dos consejeros del PP, los ediles José María Rodríguez Galant y Juan Zaragoza, y dos miembros más en representación del socio privado, Mercasa. 'Es, pues, un órgano eminentemente político y, además, con mayor poder decisiorio que el consejo de administración', aseveró ayer Blas Bernal, portavoz del grupo municipal del PSPV. 'Es necesario que, al margen de la investigación judicial, se cree una comisión de investigación municipal para conocer cuál ha sido la actuación de la comisión ejecutiva en todo este caso', añadió Bernal. El edil socialista insistió en la necesidad de depurar responsabilidades políticas, si las hubiera. 'Estamos ante un escándalo económico de grandes dimensiones, cuya repercusión social acentúa el hecho de que el presidente de la firma afectada es el alcade', explicó Bernal. 'Sabemos que el consejo de administración no autorizó ninguna operación, pero desconocemos si lo hizo o no la comisión ejecutiva', concluyó el portavoz socialista.

Segunda noche en los calabozos

Emilio Clavero, el ex gerente de Mercalicante encausado por posible apropiación indebida y administración fraudulenta, pasó su segunda noche consecutiva en los calabozos de la comisaría central de Alicante.

Agentes policiales le trasladaron por la mañana, custodiado en un vehículo celular, para que prestase declaración en el juzgado que tramita el asunto. Clavero caminó por los pasillos del Palacio de Justicia de Benalúa entre dos policias uniformados. Demacrado, vestido con un jersey azul marino, camisa blanca, pantalón claro y zapatos negros, sólo accionó los músculos del rostro para saludar a su abogado defensor, que le esperaba en la puerta de la oficina judicial. El ex gerente había pedido que le asistiera este letrado concreto en el interrogatorio.

La declaración empezó en el despacho de la titular del juzgado número 1, en presencia del fiscal jefe. Después de varias horas de preguntas de la juez, a las que el ex directivo fue respondiendo, fue devuelto de nuevo a su celda de comisaría. Clavero pasó su segunda noche detenido, a la espera de que hoy se reanude la indagación judicial y decidan sobre su horizonte penal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS