Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La líder opositora birmana pide más presión contra el régimen militar

La líder de la oposición de Birmania, Aung San Suu Kyi, pidió ayer a los líderes políticos de todo el mundo que presionen a la dictadura militar que gobierna su país para que acelere el proceso de reformas. Suu Kyi realizó este llamamiento a través de un vídeo que fue emitido ayer en Copenhague durante el transcurso de la llamada Cumbre de Birmania, que tuvo lugar durante la última jornada de la reunión de organizaciones no gubernamentales ASEM 4 People. 'Cuanto más tiempo demos al periodo de transición, más probable será que no lleve a ninguna parte y más probable será que la gente pierda la confianza en los que dicen que quieren cambios', dijo la líder de la oposición birmana.

Suu Kyi, a quien el Gobierno birmano le levantó el arresto el pasado mes de mayo, dijo que su liberación no tendrá ningún sentido si no se realizan cambios en el país que garanticen que se cumplan los deseos de sus ciudadanos: 'seguridad, justicia, progreso y bienestar'. La Cumbre de Birmania concluyó con la firma de un documento bautizado como la Declaración de Copenhague, en el que el gobierno en el exilio y los líderes de siete grupos étnicos opuestos al régimen de Rangún promueven su colaboración para conseguir el final de la dictadura militar. La situación de la dictadura militar de Birmania estará presente también en la reunión de jefes de Estado o Gobierno del grupo ASEM que ayer arrancó en Copenhague.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002