Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

José María Vidal, catedrático de Economía

José María Vidal Villa, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Central de Barcelona, falleció el 18 de septiembre de 2002. Había nacido en México DF en 1942, hijo de padres españoles exiliados en aquel país. Se trasladó a Barcelona para cursar sus estudios universitarios. En los años sesenta, mientras estudiaba la licenciatura y luego realizaba el doctorado, se comprometió con la lucha antifranquista, habiendo militado en el PSUC y posteriormente en Bandera Roja. Fue miembro de la Asamblea de Cataluña. Por estas actividades políticas sufrió diversas detenciones.

Su compromiso político no le impidió realizar una brillante carrera académica como profesor e investigador, aunque tuviera que sufrir muchos obstáculos para alcanzar la cátedra, fruto de su pensamiento heterodoxo y crítico. Siempre fue consecuente, tanto en sus enseñanzas como en sus escritos, con las ideas que profesaba, las que defendía con vehemencia y con gran rigor intelectual.

Escribió numerosos libros y artículos, algunos realmente brillantes y referentes obligados entre los estudiosos de la economía mundial. Impartió cursos como profesor invitado, entre otras, en la Universidad de La Habana (Cuba) y en la Universidad de Sinaloa (México). Entre la obra escrita sobre economía mundial y estructura económica, destacan Introducción a la economía marxista (1973), La economía mundial (1974), Teorías del imperialismo (1976), Estructura económica y sistema capitalista mundial (1987, con la colaboración de su discípulo Javier Martínez Peinado), Evolución y cambio estructural en la economía mundial (1988), Hacia una economía mundial (1990) y el manual, obra colectiva de los profesores de su departamento, Economía mundial (1995, coordinado junto con Martínez Peinado).

Vidal perteneció al núcleo impulsor del movimiento de economistas críticos del Estado español, participó en la fundación de la Red de Estudios de la Economía Mundial y fue vicepresidente de la Sociedad de Economía Mundial. Destacó por su actividades solidarias, siendo presidente de la Fundación Mòn3 e impulsor y director de la primera Maestría en Cooperación y Desarrollo que se impartió en la Universidad española.

Fue un profesor querido, estimado y valorado por sus alumnos, que apreciaban sus dotes pedagógicas y su gran sabiduría, porque él pertenecía a esa clase de profesores que, por desgracia, escasean en la Universidad española, de que no se contentan con que sus estudiantes aprendan de memoria y de una forma repetitiva las clases impartidas, sino que les inducía a la reflexión, al razonamiento y a la crítica de las verdades establecidas. Ha sido, por los discípulos que ha tenido, la valoración de sus compañeros, y la estima que le profesaban los estudiantes, un maestro que ha creado escuela con sus enseñanzas y escritos. Con su fallecimiento, la Universidad española pierde un gran profesor, pues no sólo la Universidad de Barcelona se beneficiaba de su inmenso saber y conocimiento, sino que las demás, a través de sus conferencias, seminarios, asistencia a tribunales de tesis doctorales, también obteníamos un gran provecho de sus exposiciones y explicaciones. Para los compañeros, que tuvimos la suerte de tratarlo y conocerlo, se pierde un entrañable amigo, generoso donde los hubiera, y siempre comprometido con la realidad que le rodeaba en la lucha incesante por alcanzar un mundo más justo y equitativo. Su gran fortaleza la demostró hasta el final, pues luchó contra la enfermedad y hasta el último momento participó en los cursos de verano a los que había sido invitado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002