Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de L'Hospitalet critican el volumen de los edificios de la Ciudad Judicial

L'Hospitalet de Llobregat

Los más de 3.000 vecinos de la urbanización Gran Via Centre del barrio de Santa Eulàlia, en L'Hospitalet, han mostrado su preocupación por el proyecto de la Ciudad Judicial, que se levantará en los terrenos del antiguo cuartel de Lepanto, ya que consideran que el volumen y la altura de los edificios proyectados para acoger los juzgados de Barcelona y L'Hospitalet asfixiarán al barrio y le privarán de luz, al estar a escasa distancia de los bloques de viviendas.

Los vecinos han presentado alegaciones al plan especial para la construcción del complejo según el proyecto diseñado por el arquitecto británico David Chipperfield y el equipo de arquitectos barcelonés B720, que está a la espera de su aprobación definitiva.

'El solar es una lata de sardinas para lo que se pretende hacer en su interior', asegura Ricard Zabala, portavoz de los vecinos de Gran Via Centre. Se prevé que el complejo judicial más grande de Europa tenga en cinco hectáreas una superficie edificable de unos 31.000 metros cuadrados. 'Entendemos que Cataluña necesita equipamientos, pero no se puede colocar una edificación tan grande en un lugar tan reducido'. Zabala considera que el techo edificable previsto en el plan especial 'rompe absolutamente todas las normas del sentido común' al ser muy superior al previsto para la zona por el Plan General Metropolitano (PGM), y además las edificaciones 'asaltan la armonía del entorno del barrio'. 'Serán como las pirámides de Giza', afirma.

Otras compensaciones

El conjunto judicial, que se distribuirá en dos solares, estará formado por 11 edificios en los que se instalarán más de 200 juzgados. El más alto tendrá 17 pisos.

Los vecinos critican que los edificios se construyan a escasos metros de las 740 viviendas de Gran Via Centre. Uno de los bloques del complejo, el más cercano a la Gran Via, se levantará a tan sólo 10 metros de las viviendas, según los vecinos. 'Nos dejarán a oscuras', asegura Zabala, quien no descarta llevar el asunto por la vía judicial si las alegaciones de los vecinos son rechazadas.

Por otra parte, fuentes de la Federación de Asociaciones de Vecinos de L'Hospitalet han asegurado que si bien el proyecto aprobado inicialmente recoge peticiones vecinales, como que sea un recinto abierto al barrio, los vecinos siguen reclamando un equipamiento como compensación y muestran su preocupación por el hecho de que los terrenos contiguos al lugar donde estaba previsto este equipamiento -se hablaba de una residencia para la tercera edad- han sido cedidos por el Ayuntamiento con el objetivo de ampliar la extensión del proyecto y poder rebajar en un 15% la edificabilidad inicial.

Las críticas también han provenido de grupos municipales, como el del PP. Su portavoz, Salvador Torres, ha criticado la desproporción de los rascacielos proyectados, que convertirán 'lo que iba a ser un equipamiento emblemático en una especie de mini-Manhattan'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 2002