Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

¿Educación especial de calidad?

L'Hospitalet de Llobregat

Soy un ciudadano de L'Hospitalet de Llobregat que tengo una hija con síndrome de Down de 10 años cronológicos (edad mental bastante menor) y sin ningún problema físico, y quiero llevarla a una escuela pública de mi ciudad. Hasta aquí no tendría nada de especial pero la realidad es la siguiente.

En la segunda ciudad de Cataluña solamente hay una escuela pública de educación especial. La condición que nos pone la dirección del centro para aceptar a nuestra hija es que debería de compartir aula con cuatro niños y niñas, todos ellos con movilidad reducida severa, dos de ellos con parálisis cerebral y con edades comprendidas entre 13 y 18 años. O te conformas o ya te puedes buscar otro centro. Son criterios técnicos.

El aspecto positivo, según los responsables de este desaguisado, será que así podrá recibir una educación individualizada. Curioso: cuando ya comenzábamos a olvidarnos de las sesiones de estimulación precoz y de las visitas médicas individualizadas nos privan de una educación donde se puedan compartir experiencias y aprender las mismas cosas con compañeros de clase.

Deberíamos poder buscar otros diagnósticos de expertos, independientes de la escuela, que dieran una opinión vinculante para todos estos casos, y que ahuyentaran el fantasma de creer que todo eso es la consecuencia de un deficiente número, actitud o capacidad de personal docente y de la dirección del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 2002