Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer buque del siglo XXI

La fragata Álvaro de Bazán, que hoy recibe la Armada en Ferrol, en un acto presidido por José María Aznar, es el primer buque de guerra español del siglo XXI. Y no sólo cronológicamente. Las cuatro F-100 están llamadas a ser parte del componente naval de la futura defensa antimisiles.

La clave está en su sistema de combate, el Aegis (el escudo de la diosa Atenea), diseñado para los destructores norteamericanos Arleigh Burke y adaptado a un buque de mucho menor tonelaje. Su radar tridimensional, el AN/SPY-1D, es capaz de controlar simultáneamente hasta un centenar de blancos en un radio de 600 kilómetros. Al contrario que las giratorias, sus cuatro antenas planas facilitan una visión permanente y no discontinua, lo que las hace idóneas para seguir blancos que se mueven a gran velocidad, como los misiles. Otra cosa es interceptarlos.

En principio, las F-100 llevarán misiles Standard SM-2 MR (Medio Alcance) Bloque III, cuyas capacidades antiaéreas proporcionan defensa frente a aviones y misiles tácticos. Pero las dos últimas F-100, a entregar en 2004 y 2006, ya podrían incorporar Standard del Bloque IV, con capacidad de defensa frente a misiles de crucero y balísticos.

La F-100 podría así no sólo protegerse a sí misma y a los buques que la acompañan de un ataque con misiles, sino también a una amplia zona de territorio. Especialmente, si se situara frente a las costas del país agresor. Incluso si careciera de medios para derribar el misil, la información obtenida por su radar podría servir para guiar al interceptor. Pero todavía falta casi un año para que la primera F-100 esté operativa. Antes, la Álvaro de Bazán deberá viajar a EE UU y recibir allí su visto bueno definitivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002