Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Estoy encogido

Hoy estoy como encogido. Lo primero que he hecho nada más terminar la etapa ha sido ir rápidamente a mirar la etiqueta en la que figura la composición de mi vestimenta. Nada, ni indicio de algodón, el encogido debo ser yo; culotte 82% de polyamida y el 18% de elasthan, que debe ser lycra. No sé, serán entonces el maillot, he pensado, pero no, 100% coolmax, que no tengo ni idea que es lo que puede ser; quizá poliester, me apuntan, pero que con ese nombre tan sensual podía dejar de ser un simple tejido y dedicarse a otras cosas más divertidas, no. Bueno, cosas mías...

¿De verdad que nuestra ropa no encoge?, he preguntado insistentemente a los masajistas que se encargan de la colada. No, responden categóricamente, el que encoge serás tú, me dicen con cierta coña. Puede ser. Miro con detenimiento mis zapatillas. Parecen las mismas, pero hay que cerciorarse. Sootwear 47, made in China. Son ellas, no hay duda. ¿A ver si van a tener razón y el que encoge soy yo?

Me miro al espejo y no veo nada anormal. Estoy curado de espanto como para sorprenderme de mi cara de cansancio, que puede pasar por ser la normal, pero que no, a mí no me engaña. Veo los ojos hundidos y enrojecidos. ¡Puede ser un síntoma! Pero no, lo pienso mejor, ha sido el diluvio del día, el caudal de agua que despedían las ruedas de mis compañeros y que he tragado por vía ocular. Y es que, ¿a quién se le ocurre salir un día de lluvia con lentes oscuras? Sólo a ti, pero tienes derecho a equivocarte, en fin, pero vuelve, que te vas, que ibas diciendo que estabas encogido.

Viene el doctor, le digo seriamente: 'Creo que estoy encogido, auscúltame'. Le da la risa, y me dice serenamente, saboreando las sílabas: 'tranquilo, es un síndrome común y pasajero. Los demás andan mucho y por ello se sienten grandes. Tú no andas tanto, y por eso te sientes pequeño'. Ves, le dices, si es que claro, algo raro notaba yo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002