Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gandia paraliza las matrículas al carecer de plazas en los colegios

40 niños permanecen en lista de espera para ser escolarizados

Un total de 40 niños se encuentran en lista de espera para ser escolarizados en Gandia desde que el Ayuntamiento decidiera suspender la matriculación por la saturación de los colegios públicos y concertados de Infantil y Primaria de la ciudad. La medida tiene el respaldo del Consejo Municipal Escolar, en el que están representados padres y directores de centros, y se mantendrá hasta que Educación de una solución.

El Ayuntamiento de Gandía ha decidido paralizar la matrículación de nuevos alumnos de Infantil y Primaria a causa de la saturación existente en los colegios públicos y concertados de la ciudad. Oficialmente hay 40 niños en lista de espera para poder iniciar el nuevo curso, aunque debido al escaso control censal sobre las familias de inmigrantes instaladas en Gandia, este número podría incrementarse hasta el centenar.

Desde el Consistorio se califica la situación de los centros de 'insostenible'. Un informe municipal reciente advierte de que 12 de los 15 colegios que imparten ciclos de infantil y primaria superan la ratio de 25 alumnos por aula, que marca la normativa. El Consejo Escolar Municipal decidió ampliar el número de escolares por clase para poder hacer frente a la demanda de plazas. 'Si sumamos el excedente de alumnos a los 40 niños que permanecen sin escolarizar estaríamos hablando en estos momentos de más de un centenar de chavales sin plaza', manifiesta el técnico municipal de Educación, Salvador Almenar.

El Ayuntamiento atribuye la situación al aumento de población que ha experimentado la ciudad en los últimos años; al rebrote de la natalidad; y a la importante llegada de inmigrantes a la localidad (Gandia es uno de los municipios con índices más elevados de la Comunidad Valenciana). Esta coyuntura, sostienen, ha cambiado las previsiones hechas por el Gobierno cuando se elaboró el mapa escolar. El Consistorio gandiense matriculó en la primera semana de escolarización a 400 nuevos alumnos, la misma cantidad registrada el pasado año entre los meses de septiembre y diciembre. 'La escolarización es continúa todo el año por lo que el número de alumnos podría incrementarse en los próximos meses', señala Ana García, concejal de Educación.

El gobierno local, que preside la socialista Josefa Frau, asegura encontrarse 'desbordado', y ha solicitado a la Consejería de Educación, dirigida por Manuel Tarancón, la creación de, al menos, una unidad por ciclo desde infantil a sexto de primaria, que se ubicarían en el sur de la ciudad; y de un centro con carácter funcional en la zona norte, como medida provisional. Ahora bien, consideran que la solución pasa por la construcción de un nuevo colegio. La Generalitat rechaza esta posibilidad alegando que los argumentos municipales 'no están justificados', ya que asegura que hay plazas suficientes para asumir el incremento de población. El Ayuntamiento gandiense no escolarizará a más niños en primaria hasta que el Consell ofrezca una solución, y estudia emprender medidas de presión.

Por otra parte, el inicio del curso académico de Secundaria el próximo martes también se presenta con problemas. Los institutos de Tavernes de La Valldigna, del que dependen también los municipios de Benifairó y Simat, carecen de plazas para acoger a nuevos alumnos del primer ciclo, que se verán obligados a cursar sus estudios en colegios públicos. El Bloc de La Valldigna denuncia el incumplimiento de la LOGSE por parte de la Generalitat, y reclama la construcción de un nuevo instituto en La Valldigna. Asimismo, el sector educativo de La Safor ha criticado el retraso en las obras de construcción del Instituto del Grau en Gandia, y del Conservatorio de Música de Oliva, cuyos alumnos ocupan provisionalmente las aulas del Colegio Lluís Vives.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002