Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranda empieza a rodar el lunes en Sevilla una 'Carmen' fiel a Merimée

El filme, con Paz Vega y Leonardo Sbaraglia, huye del folclorismo

Vicente Aranda no pretende acabar con el tópico que rodea al mito de Carmen, pero quiere presentar a un personaje distinto, nuevo, al que todavía tiene que descubrir. Con esa idea y prescindiendo de la ópera de Bizet, el director comienza mañana el rodaje de Carmen, que seguirá la novela que escribió en el siglo XIX Prosper Merimée. Sevilla, Ronda, Córdoba, Écija, Osuna y Carmona serán los escenarios de este filme con un reparto formado por Paz Vega, Leonardo Sbaraglia y Antonio Dechent en los personajes principales.

La película, producida por Star Line Productions con un presupuesto de 7 millones de euros, se rodará íntegramente en Andalucía, que según Aranda guarda 'la perla, el siglo XIX. Está todo, los interiores, los muebles, los exteriores... He llegado a soñar que estaba en un museo donde había hasta olivos', señaló ayer en Sevilla durante la presentación de Carmen. El cineasta ha querido recoger con fidelidad el contenido de la obra de Merimée, aunque reconoce que el tópico le preocupa. 'El tópico está en la ópera, no en la novela, que es de expresión muy sincera y no es folclórica. Hay muchas versiones y, claro, cuando digo que voy a hacer una película sobre Carmen, tengo que explicar esto, que es otra cosa. No voy a romper el tópico, pero sí a presentar otra Carmen, nueva, a la que todavía no conozco'.

Para el director de Juana la loca, ésta será una película 'en claroscuro, como el alma de la protagonista, con zonas de luz y sombras'. Aranda expresó su frustación porque no disponer de más tiempo para explicar lo que desea. 'Necesitaría cuatro horas. Hay aspectos de Carmen ocultos, anegados por la ópera, que es la que estableció el tópico y hace imposible ir al origen y descubrir a la Carmen de verdad. Yo sigo averiguando cosas de ella', indicó.

A Paz Vega, que encarnará al personaje de la cigarrera, le resulta difícil definirla. 'Se ha visto y escrito mucho de Carmen. Queremos huir del folclorismo, basarnos en la novela. Es pasional, tiene mucho de mujer fatal. Es una superviviente de su época, una época oscura y de crisis. Una mujer sin medios que tiene que salir adelante con sus armas y su inteligencia', comentó. En su opinión, es un papel 'que toda actriz querría hacer'.

La actriz precisó que su personaje 'procura no aparentar ser andaluza o gitana. Es una Carmen que dice ser vasca, se esfuerza por hablar castellano aunque se le escapen algunos dejes. Tiene mucho de actriz: cuando le conviene hacerse la gitanilla lo hace y cuando no, lo disimula'.

Leonardo Sbaraglia describió a su personaje, José Lizarrabengoa, el sargento que se enamora de Carmen, como a un hombre de convicciones fuertes que tiene un objetivo claro: ser militar, hacer carrera. 'Tiene una religión y una moral y sabe el tipo de vida que quiere llevar'. El encuentro con Carmen le desbaratará sus convicciones. 'Es en muchos aspectos inocente, guarda su virginidad y se encuentra con Carmen, lo opuesto a su moral, que le da la vuelta como un guante. Pierde la cabeza por ella'. El actor argentino comparó a la cigarrera con Cleopatra, 'una mujer con trucos de actriz que juega y se pierde como un gato'. 'Para José, ella es inasible y él quiere convertirla en lo que sueña', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002