Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Arranca la temporada con la Supercopa

Un clásico moderno

Depor y Valencia, enemistados hace un década, abren el telón con dos equipos muy parejos

Se acaba el tiempo de las pruebas, los cambios masivos, los rivales exóticos, las tandas de penaltis y todo eso que caracteriza a las pachangas estivales. Aún faltan dos semanas para que comience la Liga pero la primera competición oficial, la Supercopa, arranca esta misma noche en Riazor (21,45, TVE1). Por segunda vez desde que en 1982 se instauró este enfrentamiento entre los campeones de Liga y Copa, ninguno de los dos gigantes de siempre, Madrid y Barcelona, está convocado a la cita. El honor de alzar el telón le corresponde esta vez a Valencia y Deportivo, todo un símbolo de que el viejo régimen bipolar del fútbol español ha pasado a la historia. Dos recién llegados a la cumbre dirimen a doble partido un título menor, pero con cierta carga moral, que se acrecienta en esta ocasión por la enconada rivalidad que enfrenta a Depor y Valencia desde hace casi una década.

El continuismo marca el duelo: no habrá ni una novedad en las alineaciones

Hasta 1994, Deportivo y Valencia eran dos rivales más, dos equipos que se encontraban un par de veces por temporada y el resto del año se ignoraban olímpicamente: ninguna afinidad ni ninguna animadversión especial los unía. Pero en 1994 ocurrió un suceso extraordinario, aquel penalti fallado por Djukic y la Liga perdida por el Depor en el último partido ante un Valencia al que Riazor no perdonó que se emplease a fondo cuando nada le iba en el choque. Desde entonces, enemigos para siempre.

El destino calentó la pugna y, al año siguiente, volvió a juntar a los dos equipos en un partido memorable, la final de Copa suspendida por una estruendosa tormenta de junio en Madrid. En las temporadas posteriores, ambos conjuntos se consolidaron como alternativas al régimen establecido en la Liga. Los agravios no se olvidaron y los duelos entre Deportivo y Valencia se convirtieron poco a poco en un clásico moderno del fútbol español. Su último choque está muy vivo en el recuerdo: a cuatro jornadas del final de la última Liga, el Valencia ganó por la mínima en Mestalla y enfiló la recta final hacia el título desembarazándose de su adversario más inmediato.

Otros detalles del partido de esta noche ilustran el momento singular que vive el fútbol. Ambos equipos comienzan la temporada abonados al más puro continuismo: no habrá ni una sola novedad en las dos alineaciones iniciales. El Deportivo ha hecho un par de fichajes importantes, el paraguayo Acuña y el portugués Andrade, pero el primero tiene pendiente una sanción de la campaña anterior y el segundo aún debe reunir méritos para abrirse paso en el equipo. En el Valencia nada se ha movido desde la conquista de la Liga. Con el negocio futbolístico en crisis, el club no ha hecho un sólo fichaje, pese a las peticiones del entrenador, Rafael Benítez, y las protestas de la afición, que azuza a sus dirigentes para que se rasquen el bolsillo. La polémica ha enturbiado un tanto la pretemporada del Valencia, que el miércoles goleó al Nacional de Montevideo (5-2) en el trofeo Naranja. El Deportivo también viene de ganar el torneo veraniego de su ciudad, el Teresa Herrera, y está viviendo un agosto plácido, sin perder ningún encuentro y con claras muestras de que el equipo tiene un librillo que maneja a la perfección.

La animosidad de los rivales parece garantizar un estreno de la competición oficial más candente que de costumbre, entre dos equipos incapaces de cogerse por sorpresa y muy parejos: en la última Liga ambos ganaron en sus estadios por 1-0. Javier Irureta, el entrenador deportivista, cree que las cosas seguirán igual y prevé 'resultados cortos', tanto en el choque de hoy como en el de vuelta en Mestalla, el próximo domingo. Es el sino de un verano escaso de novedades y con los poderes tradicionales ausentes del momento inaugural de la competición.

Deportivo: Molina; Scaloni, César, Naybet, Romero; Sergio, Mauro Silva; Víctor, Valerón, Fran; y Makaay.

Valencia: Cañizares; Torres, Ayala, Pellegrino, Carboni; Rufete, Marchena, De los Santos, Vicente; Aimar y Angulo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de agosto de 2002