Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una reflexión sobre el toro de cuerda

Un congreso analiza en Chiva las diferentes modalidades de esta fiesta

Desde el pasado día 13 hasta hoy viernes día 16, se celebra en la localidad valenciana de Chiva el Primer Congreso Nacional del Toro de Cuerda que ha centrado sus actividades en los diversos aspectos que giran en su entorno, la música, la pintura, el folclore y la gastronomía. Para ello, en paralelo a las ponencias y conferencias propias del congreso, se han venido celebrando varias exposiciones entre las que han destacado las dedicadas a la documentación histórica del toro de cuerda, su repercusión en el arte, una muestra fotográfica de los distintos municipios que celebran este festejo popular y otra de tipo etnológico con presencia de abanicos, borlas, badanas, trajes típicos, cuerdas y todo tipo de objetos relacionados con él.

Las mesas redondas han debatido los toros apropiados para este tipo de festejos, su futuro y su problemática actual. Asimismo, se han presentado los libros El Torico de la Cuerda de Chiva y El Toro de Cuerda en España.

Los primeros documentos históricos que se conservan de El Torico de Chiva datan del año 1765 y se refieren a la memoria de construcción de la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista. Sin embargo, existen referencias que sitúan el inicio de estos festejos en tiempos inmemoriales.

Por otra parte, este congreso ha coincidido con la entrada en vigor de la nueva normativa que rige los festejos populares en la Comunidad, denominados Bous al carrer, y que ha levantado polémica y preocupación entre las poblaciones que lo celebran. Esa nueva normativa, a decir de los municipios que celebran toro de cuerda, considera por igual las distintas modalidades de bous al carrer cuando por las particularidades de las diferentes modalidades debería ser adaptada convenientemente. En Chiva, por ejemplo, se ha tenido que limitar el recorrido del toro por la población al exigirse la ubicación de vallado. Este hecho es considerado como un absurdo, puesto que no tiene el mismo concepto ni peligro el toro de calle suelto, el embolado y las vaquillas, que el toro de cuerda. En este último caso, el astado va dirigido por la correspondiente soga y su control es casi absoluto, por lo que no suelen producirse percances graves entre los corredores.

El Primer Congreso Nacional del Toro de Cuerda también pretende incorporar a Chiva en la Red de Municipios del Toro de Cuerda, junto a otras localidades de la Comunidad Valenciana, de la misma forma que se han iniciado los trámites de solicitud para que El Torico de Chiva sea declarado Fiesta de Interés Turístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de agosto de 2002