Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El único consistorio de UPN que pone la 'ikurriña' pide un informe jurídico para retirarla

El alcalde de Villava, el único consistorio navarro gobernado por UPN que exhibe la ikurriña en su casa consistorial, ha encargado un informe al departamento de Administración Local del Gobierno foral para conocer la legalidad del referéndum ciudadano que propició en su día la colocación de la enseña vasca.

Villava celebró en el primer mandato municipal tras la recuperación de la democracia y cuando su Ayuntamiento estaba en manos de la candidatura nacionalista Atarrabia un referéndum vecinal en el que se aprobó la colocación de la ikurriña junto a las banderas de España, de la localidad y la europea. Desde entonces, todas las enseñas permanecen en el salón de plenos del conssitorio y se colocan en la fachada municipal durante las fiestas, que se celebran en octubre.

El actual alcalde villavés, Alfonso Úcar, de UPN, desea conocer si aquella consulta popular tiene encaje en el entramado legal que regula la exhibición de símbolos desde la aprobación de la ley foral de 1986. Su partido desea modificar dicha ley para prohibir expresamente la exhibición de ikurriñas en los consistorios, como anunció la pasada semana el presidente navarro, Miguel Sanz, si bien UPN carece de apoyos parlamentarios suficientes para ello.

A UPN le ocurre otro tanto en Villava, cuya alcaldía se halla en sus manos sólo con cuatro de los 13 concejales gracias a acuerdos con varios grupos de la oposición. Úcar ha reconocido que al menos nueve de esos 13 ediles se opondrían a una retirada de la ikurriña, aunque ha insistido en que esperará a conocer el informe sobre la legalidad del referéndum y sus consecuencias legales antes de proponer que se quite la enseña vasca.

Sanz desea legislar la retirada de toda subvención pública a los consistorios que coloquen ikurriñas. No obstante, varios ayuntamientos han izado esta bandera en los últimos días con motivo de sus fiestas patronales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002