Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:JUEGOS

Salvando a las hadas

En 'Zanzarah: The Hidden Portal', el jugador debe salvar un mundo de fantasía al borde de la extinción

El juego de THQ y Funatics Development transporta al usuario a un mundo de fantasía en peligro de extinción. El jugador deberá salvar este mundo de su terrible destino. La calidad gráfica presentada en el

videojuego es muy elevada, pero otros aspectos lo colocan entre los juegos notables, sin conseguir el excelente.

Zanzarah: The Hidden Portal sitúa al jugador en la piel de Amy, una joven residente en Londres que un día encuentra la entrada secreta a otra dimensión, un mundo de fantasía donde habitan hadas, elfos y todo tipo de seres legendarios. Amy se presenta tras una perspectiva en tercera persona; es decir que el usuario podrá contemplar en todo momento al personaje que controlará, al estilo de juegos como Tomb Raider, con personaje femenino incluido. Paseando por la casa de Amy, el jugador se dará cuenta de inmediato del detalle gráfico del juego, que aumentará cuando visite el mundo de las hadas, ya que los programadores se han recreado en cada flor, seta y mosquito viviente.

'Zanzarah: The Hidden Portal'

Género: Aventura Fabricante: THQ Plataforma: Windows 98/2000/Me/XP Precio: 47,95 euros Recomendación por edades: Apto para todos los públicos Direcciones Internet: www.thq.com www.proein.com www.zanzarah.com

Amy es el único ser humano capaz de transportarse hasta el mundo de Zanzarah. Antiguamente ambos mundos estaban conectados, pero un día esto dejó de ser así, los humanos empezaron a maltratar a las criaturas y prohibieron la magia. Por esta razón el último druida decidió separarlos, cerrando con piedras los caminos. Pero la desgracia cayó sobre Zanzarah y el destino quiso que un humano pisara de nuevo este mundo mágico para salvarlo de su destrucción.

Amy, es decir el propio jugador, viajará desde su desván hasta el mundo mágico y vivirá una aventura plagada de peligros, con el objetivo de que esta tierra no se extinga. Lo primero que tendrá que hacer es conseguir un hada, que le ayudará a enfrentarse a otras hadas salvajes, sin amaestrar, que encontrará. Es en la lucha entre hadas cuando el juego flojea y la diversión no acompaña.

Cuando Amy disponga de su primera hada, que revoloteará a su alrededor como Campanilla, podrá enfrentarse a otras hadas, la vista del juego pasará a la primera persona y el control se hará más difícil. Lo único que deberá es intentar ser más rápido que su hada contrincante disparando hechizos.

El control es incómodo, pero tras algunos intentos logrará superar al adversario, y una vez aturdida, si así lo desea, podrá incorporarla a su colección de ninfas, atrapándola con una esfera especial. Este aspecto del juego recuerda a Pokémon, de Nintendo. Las hadas irán adquiriendo experiencia, de los 0 puntos iniciales pueden conseguir hasta 59, incluso en algunos casos 60. Todas las hadas no son iguales, según su procedencia ya sea el metal, el agua, el fuego, la luz, etc., podrán enfrentarse mejor contra unas hadas que contra otras. El juego dispone de una tabla de eficacia muy útil para elegir el hada que debe realizar el enfrentamiento. Es necesario contrarrestar fuerzas y saber que un hada de agua es ineficaz contra un hada de aire.

Además de hadas el juego muestra otros seres: búhos parlantes, que ayudarán a Amy; criaturas de la ciénaga, y Rafi, que la introduce en el mundo de Zanzarah. También encontrará elfos del bosque como Rufus, especializado en cazar hadas, y elfos de las sombras, muy hostiles. El elenco lo completan los pixis, juguetones, y los enanos de las montañas. El juego no está traducido al castellano; voces y textos del juego están en inglés y a aquellos jugadores que no dominen la lengua inglesa les resultará difícil seguir su guión. El manual, por suerte, sí ha sido traducido y ayuda en gran manera a desenvolverse por el juego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002