Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El buscador

Elvis sigue vivo

La supervivencia de Elvis Presley, el gran mito del rock, no está sólo en su música. Como es bien sabido, siguen recogiéndose testimonios de quienes aseguran haberle visto en los lugares menos lógicos del planeta dedicado a actividades nada propias de una estrella (como los de Dead Elvis Sightings). Sin olvidar sus muchos imitadores y hasta las sectas que le toman como patrón. Pero lo que nos hace recordarle en este momento concreto es la conmemoración, el 16 de agosto, del 25 aniversario de su muerte.

Sobre el cantante existen muchas páginas en la red, incluida la oficial Elvis.Com, con atención especial a su mansión museo de Graceland, estos días muy activo. Naturalmente, contiene Todo sobre Elvis, además de un Elvis virtual al que podemos hacer pronunciar una frase determinada y enviarla por correo electrónico, sección de juegos, música y páginas de colorear para los más pequeños, noticias al día... Los amantes de aproximaciones menos oficiales pueden recurrir a sitios como The (unofficial) Elvis Home Page, donde encontrar hasta su testamento. Incluso existe aún en Internet un sitio conmemorativo del anterior aniversario, el 20.

Al músico, además de organizar cultos en su honor (la mayoría ya borrados de la red), hay quien le compara con Jesucristo en Elvis-Jesus Similarities o quien pone en Elvis seance un diálogo sostenido con el espíritu del difunto (es uno de los apartados de su página no oficial). Sin olvidar la campaña Americans for Cloning Elvis, que pretende recuperarle por medio de la clonación.

En España se mantienen muy vivos (también en Internet) algunos de sus clubes de fans. Elvis Memories, además de un extenso Todo sobre Elvis y el recuerdo de este aniversario, comenta otras webs sobre el rey y tiene un buscador de las letras de sus canciones o informa de las últimas noticias surgidas en el mundo en torno a su ídolo. Mientras que el club Always Elvis contiene viejas fotos y un enlace en directo, vía webcam, con Graceland. Y son sólo dos ejemplos.

Para terminar el recorrido, podemos conocer a los Elvis Impersonators, donde hay, junto a coleccionistas especialmente elvismaniacos, imágenes de clones e imitadores, o visitar Disgraceland, un tributo humorístico a la estrella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002