Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat pide más presupuesto al Gobierno para la inspección laboral

Más inspectores y mayor control estatal en la subcontratación en las obras públicas. Éstas fueron las dos peticiones que el consejero de Trabajo, Lluís Franco, elevó ayer al Gobierno central para frenar la siniestralidad laboral en Cataluña, tras la reunión extraordinaria que mantuvo con los sindicatos para analizar la escalada de accidentes en esta comunidad durante este verano.

En la reunión no participó la patronal Fomento de Trabajo, que desplaza la responsabilidad de la siniestralidad a la imprudencia de los trabajadores.

Franco destacó la necesidad de ampliar la plantilla de inspectores, competencia del Gobierno, para lo cual se requiere más presupuesto. Hoy cuenta con 107 personas, y se requeriría 'un mínimo de 20 más', dijo el consejero, quien admitió las dificultades para que, de las 30 nuevas plazas convocadas, 20 sean para Cataluña. Franco anunció que CiU presentará en el Congreso una propuesta de decreto para endurecer los controles de la subcontratación en la obra pública.

MÁS INFORMACIÓN

El Ejecutivo catalán avanzó, así, en el plan de choque exigido por UGT y CC OO, pero las críticas se repitieron, y no sólo desde el mundo sindical. 'La Generalitat tiene que frenar la alarmante siniestralidad laboral', exigió ICV. El PP también se sumó al reproche: '[El Gobierno catalán] debe revisar la política de seguridad laboral porque las medidas de prevención son ineficaces'.

El saldo de la reunión ofrece pocas novedades, ya que el principal avance fue el conocido compromiso de la Generalitat de introducir controles a las subcontratas en los pliegos de condiciones de las obras públicas que saque a concurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002