Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

En busca del 'crack'

'Camino a la gloria', un concurso argentino para jóvenes futbolistas, en Real Madrid TV

¿Quién no recuerda la primera imagen borrosa, en blanco y negro, que se guarda de Maradona? Es él, a los 12 años, en un descampado a las afueras de Buenos Aires, jugando con el balón. Ante el micrófono, confiesa: 'Y... mi sueño es ser campeón con Argentina'. Treinta años después, Jorge Valdano, director deportivo del Real Madrid, se sorprendía hace poco ante la propuesta de la productora Cuatro Cabezas: '¿Durante cuatro meses ustedes me van a buscar un jugador? ¿Y argentino? Eso no lo hace ningún club del mundo'. Y es que Camino a la gloria, concurso que emite el porteño Canal 13 y que en España estrena esta noche Real Madrid TV (22.30, dial 55 de Canal Satélite Digital), busca un crack del balón -entre 12.000 chavales de entre 14 y 19 años- al que premiará con una prueba en el club blanco.

El veterano Delem, un jugador brasileño que llegó al River Plate como estrella, se quedó a vivir en Buenos Aires y entrenó una cantera de la que han salido Saviola y Pablo Aimar, es ahora el ojo experto contratado por la productora para mirar más allá de lo que cualquiera puede ver. 'Un crack, un jugador distinto, nunca se pierde', asegura Delem. Para él, ése saltará a la vista y cualquiera podrá verlo. Por si se escapa, ahí están los enviados de representantes famosos, que se acercan a los familiares de los que van superando las pruebas.

A mediados de julio, 12.000 adolescentes llegados de todo el país se presentaron -la mayoría más de ocho horas antes de que empezara la prueba- a la primera selección en el Campo de Polo bonaerense, acontecimiento que siguieron por televisión unos dos millones de espectadores; era el primero de los 16 capítulos semanales que componen Camino a la gloria, el reality show ideado por Cuatro Cabezas -productora de Mario Pergolini, creador de Caiga quien caiga- en colaboración con UveDoble.

Los candidatos -para quienes 'Diego [Armando Maradona] es Dios'- sólo quieren 'jugar en primera, trabajar de futbolistas, ganar bien, comprar una casa para los viejos, viajar, salir de acá', confiesa uno de ellos. ¿Están a tiempo? El legendario defensa Roberto Perfumo, mítico ex capitán de la selección, presidente del jurado -nada de clasificarse por llamadas de la audiencia o por mensajes SMS- que designará al ganador y a los tres finalistas -que a su vez tienen garantizada una prueba en el Boca Juniors-, confía en que sigan 'saliendo buenos jugadores, porque en Argentina la pasión por el fútbol sobrevive a todo y porque además la crisis alimenta el sueño de salvarse con esta profesión'. 'Claro que lo de Maradona fue una excepción, ésos son fenómenos irrepetibles', corrobora.

Los chavales parece que se manejan con el balón. Dominan el cuero como malabaristas. Pero nadie repara ya en la pura fantasía. El cuerpo de entrenadores observa si levantan la cabeza, si ven a sus compañeros, si le pegan con las dos piernas; juzgan la técnica en movimiento, la pegada, los desplazamientos durante el juego, el remate de cabeza. Los que pasan la primera criba deben someterse a exámenes físicos y psicológicos. Porque, además de un crack, 'queremos que sea considerado un buen compañero y que se comporte como tal', asegura Pergolini.

Dos semanas de entrenamientos reducirán la selección a 60 jugadores, de los que, tras una concentración de tres meses en un recinto deportivo, se acabarán clasificando 19, un equipo titular y ocho suplentes. De ellos, el crack, además del preceptivo coche y el dinero en efectivo, viajará a España con todos los gastos pagados. El Real Madrid le franquea las puertas de la Ciudad Deportiva. El resto está en sus botas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de agosto de 2002