Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Torneo de Amsterdam | FÚTBOL

El Ajax de Koeman apabulla al Barça

Los holandeses remontaron dos goles a los azulgrana y les marcaron cuatro

Un estruendoso grito salió del Amsterdam Arena. Witschge lanzó una falta perfecta que se clavó en la escuadra. Segundos después se acabó el partido en medio de la inmensa alegría de su afición. Koeman acabó al final venciendo el pulso a Van Gaal con sus mismas armas. El Ajax desplegó anoche ante el Barça, en el último partido de su torneo, un delirante festival ofensivo en la segunda parte para remontar el marcador y marcar cuatro goles en 45 minutos. Fue una escena conocida porque ayer apareció el viejo Barça de Van Gaal, tan lleno de talento ofensivo como incapaz de consolidar una ventaja de dos goles a favor. La misma historia que se vio tantas veces y en tantos partidos en su primera etapa en el Camp Nou. Los azulgrana encajaron en sólo quince minutos tres goles y defendieron el empate hasta el límite de lo posible. El trofeo del Ajax era suyo hasta el minuto 89. Hasta que Witschge, un ex azulgrana fichado en su día por Cruyff, marcó y decantó el pulso entre Van Gaal y Koeman para el lado de casa.

AJAX 4| BARCELONA 3

Ajax: Stekelenburg; Trabelsi, Bergdolmo, Chivu; Van der Vaart (Machtlas, m. 86), Galasek, Witschge, Maxwell (Zlatan, m. 76); Van der Meyde, Mido y Sikora. Barcelona: Bonano; Christanval (Reiziger, m. 46), De Boer; Mendieta, Puyol (Gabri, m. 60), Motta; Xavi, Cocu (Fernando Navarro, m. 60); Saviola (Gerard, m. 89), Kluivert y Luis Enrique (Dani, m. 60). Goles: 0-1. M. 9. Kluivert regatea al portero y marca. 0-2. M. 40. Saviola, de fuerte disparo. 1-2. M. 46. Mido, tras un rechace de Bonano. 1-3. M. 47. Saviola remata con el balón bombeado. 2-3. M. 60. Van der Vaart, en jugada personal. 3-3. M. 62. De Boer intenta salvar un balón en la línea de gol y Van der Vaart marca. 4-3, M. 90. Witsgche, de falta directa. Árbitro: Jan Wegereef. Lleno en el Amsterdam Arena.

MÁS INFORMACIÓN

El Ajax, al final, se acabó llevando su trofeo gracias a sus dos victorias ante el Manchester y el Barça. Koeman puede hablar con humildad de su equipo, pero anoche demostró una capacidad de reacción apabullante, que acabó por sacar los colores y volver loca a la zaga azulgrana. Van der Vaart, su media punta, despedido como un héroe, se bastó para noquear a los azulgrana. Seguramente, Koeman tenía razón cuando lanzó un aviso: que Van Gaal debía ajustar su defensa para no recibir demasiadas ocasiones de gol en la inminente ronda de la Liga de Campeones. Anoche se demostró. El talento de Saviola, que marcó dos goles, y el de Kluivert, que abrió el marcador -el holandés se hinchó de dar asistencias pero falló un gol cantado- no basta para contener tantos agujeros atrás. Anoche, además, no estaba Riquelme, descartado por lesión.

Le dolerá esta derrota a Van Gaal sufrida en su antiguo santuario y ante quien probablemente será su sucesor. El técnico sabía que el Ajax es su espejo y que la prueba iba a ser más dura que ante el Parma. Quizá por eso dispuso dos centrales, dos falsos laterales y ordenó a Puyol la extraña función que ya puso en práctica ante el Servette: marcar al hombre a Van der Vaart.

La decisión acabó siendo un fiasco. El Barça controló el partido la primera mitad y se adelantó con dos goles de Kluivert y Saviola. Pero todo fue un espejismo. El Ajax, liderado por Van der Vaart, la estrella del partido, realizó un festival de fútbol de ataque y acabó metiendo cuatro goles al Barça.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de agosto de 2002