Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TURBULENCIAS EN LOS MERCADOS

El pánico vendedor hunde las bolsas por los escándalos y los resultados empresariales

Wall Street pierde el 4,64%, la mayor caída desde el 11-S, y arrastra al resto de mercados mundiales

Las bolsas volvieron a sufrir ayer el pánico vendedor arrastradas por los sucesivos escándalos y malas noticias empresariales. Ayer se conoció una demanda contra AOL Time Warner y una investigación a Jonhson & Jonhson, que se suman a las malas noticias de Microsoft, Sun Microsystems y Ericsson, así como el aumento del déficit comercial de Estados Unidos en un 17%. La jornada terminó con nuevos retrocesos históricos que provocó que el índice Ibex 35 registrara la mayor caída del año, con el 4,91%, y ya acumula una pérdida del 23,54% en lo que va de año. El Dow Jones, que acabó por hundir los mercados europeos al abrir con un fuerte descenso, perdió el 4,64%.

Las bolsas mundiales vivieron ayer una jornada de pánico. Los escándalos empresariales, las malas expectativas de resultados de algunos grupos y el aumento del déficit comercial de EE UU a una cifra récord provocaron un cóctel explosivo que llevó el Dow Jones a un descenso del 4,64%, el mayor desde el 17 de septiembre. Las bolsas europeas, que se vieron empujadas al abismo por el fuerte descenso en la apertura de Wall Street, cerraron con derrumbes muy preocupantes. El Ibex 35 tuvo el mayor descenso del año, un 4,91%. Peor le fueron las cosas a los mercados vecinos de París (5,40%) y Francfort (5,09%). Londres se dejó un 4,63% y el índice general de Madrid despidió el día con caídas del 4,25%.

Desde la mañana llegaron las malas noticias a Europa: la informática alemana Epcos revisó a la baja sus previsiones y, en otro duro golpe para el sector de los móviles, Ericsson volvió a presentar unas fuertes pérdidas. Wall Street, que cerró el día anterior con retrocesos del 1,56%, abrió con grandes caídas por los malos resultados de Microsoft y Sun Microsystems, las dudas sobre la contabilidad de AOL Time Warner y los problemas judiciales de Johnson & Johnson.

Los operadores de bolsa europeos ignoraron los buenos resultados que se habían dado a conocer el jueves, protagonizados por Nokia y DaimlerChrysler, y sólo se fijaron en las malas noticias empresariales que llegaban y en el cierre de Wall Street. Además, ayer hubo vencimiento de los futuros sobre el Ibex 35, que cerraron a la baja y perjudicaron aún más al índice español.

Entre los descensos destacan los del grupo Telefónica: la matriz restó un 5,06%, en tanto que su filial de móviles cayó un 4,77%. Terra y TPI retrocedieron un 8,45% y un 3,50%, respectivamente. El Ibex Nuevo Mercado cedió un 6,29%.

Fuerte castigo a los bancos

El sector bancario también cotizó a la baja: BBVA perdió un 7,42%, en tanto que SCH se dejó un 5,85%. Popular retrocedió un 2,96%, y Bankinter, un 2,72%.

En definitiva, todos los valores del Ibex 35 y del EuroStoxx 50 terminaron en números rojos. En el Dax de Francfort sólo una compañía se anotó tímidas ganancias, y en el Cac parisino apenas dos valores acabaron con ganancias.

Mientras tanto, los títulos del Tesoro a 10 años subieron de precio y su rendimiento, que se mueve en sentido inverso al valor, bajó hasta el 4,57%, frente al 4,60% del cierre de ayer.

Los mercados despiden esta semana negra con fuertes pérdidas, que harán olvidar las ganancias de los días pasados. El Ibex 35 ha perdido un 4,52% en la semana y un 7,12% en el mes de julio. París ha caído un 5,38% en la semana y un 14,72% en los 19 días de este mes. La semana en Londres ha sido más moderada, con descensos del 2,97%, aunque en julio acumula una caída 11,98%. El Dow Jones acumula una caída del 7,66% en la semana, del 13,24% en el mes, y del 19,98% en el año.

El último escándalo lo protagonizó ayer Johnson & Johnson. El Gobierno de EE UU realiza una investigación criminal en una planta de esta compañía en Puerto Rico en la que se fabrica un medicamento cuyo uso se vincula a la aparición de varios casos de una grave enfermedad en Europa y Canadá. Según informa el diario The New York Times, que cita a personas cercanas a la investigación y documentos judiciales, la investigación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y del Departamento de Justicia de EE UU está vinculada a una demanda que presentó un ex trabajador de la empresa.

De acuerdo a la demanda presentada por Héctor Arce, quien fue despedido de la planta en marzo de 1999, la empresa lo obligó a falsificar datos y ocultar deficiencias en los procesos de producción del fármaco.

La defenestrada WorldCom también aportó noticias negativas. Ayer se publicó en Estados Unidos que el gigante de las telecomunicaciones podría acogerse al capítulo 11 del Código de Bancarrotas este mismo fin de semana, de modo que se produciría la mayor quiebra de la historia en EE UU.

Mientras tanto, en el mercado de divisas el euro se mantuvo durante toda la sesión por encima de la paridad frente al dólar, y al cierre de la jornada bursátil el cambio entre la moneda europea y el billete verde quedó fijado en 1,0146 unidades. Las razones de este empuje hay que buscarlas en la tendencia bajista de los parqués estadounidenses y el elevado déficit por cuenta corriente en EE UU. El billete verde está sufriendo por la huida de flujos de capitales a la zona euro.

Los datos macroecónomicos de ayer tampoco animaron a los inversores. Los consumidores estadounidenses gastaron con gusto en productos importados en mayo y llevaron el déficit comercial a una cifra mensual sin precedentes, de 37.600 millones de dólares. El dato resultó ser peor de lo esperado, ya que las previsiones era de 35.000 millones.

Por otro lado, el Departamento de Trabajo informó también de que en junio la inflación se mantuvo en el 0,1%, como reflejo en buena medida de la satisfacción de los consumidores con productos importados a bajo costo. El total de importaciones de bienes y servicios en mayo fue de 118.300 millones de dólares, un 1,8% más que en el anterior, y el nivel más alto desde abril de 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 2002