Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS CON MARRUECOS

La UE advierte al reino alauí de consecuencias "nefastas" si no hay una salida rápida

La Unión Europea lamentó ayer la ocupación de la isla Perejil por las fuerzas de seguridad marroquíes, acto que calificó de 'serio incidente' porque lo considera como 'una violación de los derechos territoriales españoles'. Por este motivo, desde las instancias comunitarias se deja claro que es un asunto que 'debe ser abordado bilateralmente'. Pero Bruselas advierte de que si el problema no se resuelve pronto podría tener implicaciones 'nefastas' en las relaciones con Marruecos.

'La situación es delicada', indicaron fuentes comunitarias. El jefe de gabinete del comisario europeo de Relaciones Exteriores, Chris Patten, se puso ayer mismo en contacto con el embajador de Marruecos ante la UE para expresarle su preocupación por el incidente. Bruselas espera que se intensifiquen los esfuerzos durante el fin de semana para evitar que siga aumentando la tensión entre Madrid y Rabat. 'Si este problema no se resuelve pronto, podría tener implicaciones dañinas para las relaciones entre la UE y Marruecos', advirtió.

La Comisión Europea recordó que siempre existe la posibilidad de renunciar al Acuerdo de Asociación con un país 'por razones graves'. Pero como indicó el portavoz del comisario Patten, 'esa cuestión no se plantea de momento'. 'Una discusión en el seno de la UE sería necesaria si no hay una solución bilateral cuanto antes', dijo. Bruselas señala que los problemas bilaterales 'no ayudan a profundizar' en unas relaciones bilaterales entre la UE y Marruecos que 'son vastas y van muy bien'.

Inmigración ilegal

Rabat justifica la ocupación con el argumento de que es necesaria para luchar contra la inmigración ilegal. Hace dos semanas, coincidiendo con la visita a Bruselas del primer ministro marroquí, Abderraman Yusufi, se concedieron 40 millones de euros de los fondos MEDA a Marruecos para ayudarle a luchar contra la inmigración ilegal. Pero la Comisión Europea considera que no se pueden mezclar las dos cosas. 'La ocupación es lamentable y no tiene nada que ver con la inmigración. Es una violación del territorio español', dijo.

La ministra española de Exteriores, Ana Palacio, se puso de inmediato en contacto la noche del jueves con el alto representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, quien lo calificó de 'incidente lamentable que debe resolverse por la vía del diálogo cuando antes'. Fuentes próximas a Solana indicaron que se trata de un 'asunto bilateral'.

La Alianza Atlántica se mantuvo también al margen porque considera que se trata se una cuestión 'estrictamente bilateral' que deben resolver Madrid y Rabat, según indicaron fuentes aliadas. Marruecos mantiene relaciones con la OTAN a través del conocido como grupo del Diálogo Mediterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 2002