Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

MÚSICA EN PALACIO

La infanta Elena y su esposo, Jaime de Marichalar, asistieron a un concierto de música barroca para inaugurar el edificio rehabilitado de la que fuera orangerie o invernadero de naranjos del palacio real de La Granja (Segovia), que también fue fábrica de luz cuando Alfonso XIII disfrutaba del verano a los pies del Guadarrama, y el final de una de las fases de restauración de las fuentes ornamentales de los jardines, realizadas por maestros en el arte de las interpretaciones mitológicas. Como recordó a los duques de Lugo el presidente de Patrimonio Nacional, duque de San Carlos, la música de Vivaldi, Teleman o Pergolesi, interpretada por el grupo Zarabanda, que dirigió Álvaro Marías, ya la habían escuchado en esos mismos lugares Felipe V, el primer Borbón de España, y su esposa Isabel de Farnesio. Junto con más de 300 invitados, los duques de Lugo compartieron después un vino español en un parterre de nueva creación que, como el edificio, se ha realizado en base a documentos y grabados del siglo XVIII, en unos jardines de tipo afrancesado donde hay una fuerte combinación entre naturaleza y arte, en una relación protagonizada por las fuentes y sus juegos de agua y los elementos escultóricos que las rodean.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 2002