Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un camión arrolla a un obrero tras rodar unos metros sin conductor

José C. C., un trabajador de 52 años y vecino de Torrejón de Ardoz, murió ayer al ser arrollado por un camión que rodó unos metros por una pendiente, sin conductor, en una gravera situada en el kilómetro 4 de la M-208, en el término de Velilla de San Antonio. El camión no tenía echado el freno de mano, según indicaron fuentes de la Guardia Civil, y cayó por una pendiente hasta alcanzar a José C. C. y al propio dueño del vehículo, que sufrió diversas heridas; otro obrero se apartó a tiempo y resultó ileso.

El accidente se produjo al mediodía en la explotación de áridos que la empresa Aripresa tiene en el kilómetro 4 de la carretera M-208. El camionero, que se había bajado del vehículo tras dejarlo estacionado en una pequeña pendiente, se dirigió a uno de los extremos de una cinta transportadora de arena donde se encontraban dos trabajadores; en ese momento, el camión, que no tenía el freno de mano echado, empezó a deslizarse hacia ellos, que al estar de espaldas no se percataron del peligro.

Uno de los obreros consiguió esquivar la embestida en el último instante, mientras que los otros dos hombres fueron arrollados por el vehículo pesado. José C. C. murió casi en el acto. El conductor del camión, de 33 años y cuya identidad no ha trascendido, resultó herido de pronóstico entre moderado y grave, según un portavoz de Emergencias 112. Presentaba traumatismos en hombro y tórax y fractura en un brazo, y fue trasladado al hospital Gregorio Marañón por una UVI móvil del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de julio de 2002