_
_
_
_

El Rey expresa en Eslovaquia 'el decidido apoyo' de España a que la UE se amplíe en 2004

Los dirigentes eslovacos alaban el modelo español de integración euroatlántica

El Gobierno español centrará sus esfuerzos en que la ampliación de la Unión Europea se lleve a cabo en 2004, tras haber tenido que cerrar en falso el capítulo agrícola de las negociaciones de adhesión durante su presidencia debido a las objeciones financieras planteadas sobre todo por Alemania. Así lo expresó ayer el Rey en Bratislava, al afirmar que Eslovaquia 'ha contado siempre y seguirá contando con el decidido apoyo de España para que concluyan sus negociaciones de adhesión en el plazo más breve y dentro del calendario previsto'.

Más información
Los Reyes viajan a Eslovenia y Eslovaquia, candidatos a la UE
El gran examen
Tema:: La ampliación de la UE

La resistencia alemana a que los nuevos socios perciban las ayudas directas a la agricultura que benefician a los Quince comprometerá el calendario de la ampliación si no se resuelve en el Consejo Europeo programado para el próximo mes de octubre en Bruselas.

Se trata de la mayor amenaza que se cierne sobre el histórico proyecto de consolidar la pacificación de Europa, junto a otros dos riesgos incontrolables: las negociaciones para la reunificación de Chipre y el referéndum irlandés de ratificación del Tratado de Niza.

Don Juan Carlos marcó la vía para superar esas dificultades cuando dijo que 'el proyecto integrador que España defiende es el de una Unión Europea más abierta, competitiva y dinámica, pero al mismo tiempo solidaria gracias a la cohesión social y económica de sus miembros'.

El Rey pronunció estas palabras en el brindis de la cena de gala que le ofreció el presidente eslovaco, Rudolf Schuster, quien, como su primer ministro, Mikulas Dzurinda, puso a España de modelo de la transición que Eslovaquia quiere afianzar con el ingreso en la Unión Europea y en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

'Su país nos sirve de ejemplo y motivación', dijo Schuster. 'El Reino de España es uno de los ejemplos exitosos de transformación en un país moderno', había afirmado Dzurinda en su almuerzo con los Reyes.

Don Juan Carlos respondió que la ampliación de la UE es un 'deber de solidaridad hacia países como Eslovaquia que hoy, igual que España en su día, han visto en la construcción europea la mejor garantía para su democracia, su modernización y su prosperidad'.

El Rey alabó luego los progresos de esta mitad tradicionalmente más pobre escindida de la antigua Checoslovaquia incluso en áreas como la de la integración de la minoría gitana, que sigue siendo fuente de preocupación para Bruselas.

Las dos partes concluyeron que los nuevos tiempos exigen reforzar unas relaciones bilaterales débiles pese a que, según señaló el Rey, Bratislava fue escenario de la coronación de la infanta María, hija de Carlos V, en 1563, y de la de Ana de Austria, en 1638, y del confinamiento del poeta Garcilaso de la Vega.

Cooperación lingüística

Un ámbito de cooperación preferente será el lingüístico, ya que Schuster y Dzurinda pidieron ayer un Instituto Cervantes que amplíe el número de los 6.000 eslovacos que ya aprenden español en cinco colegios bilingües.

Como símbolo de esta nueva amistad, los primero que hizo el Rey, tras ser recibido oficialmente por la mañana, fue plantar un árbol en los jardines del palacio presidencial, junto a otros que llevan los nombres de varios líderes de países del Este, del príncipe Alberto de Mónaco o del rey Carlos Gustavo de Suecia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_