Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un profesor asesorará a los encerrados en una universidad de Sevilla

Los inmigrantes rechazan llamamientos a la desobediencia lanzados en su nombre

El grupo de más de 400 inmigrantes encerrados en el campus de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla recibirán asistencia jurídica de un equipo de trabajo liderado por el profesor Andrés Rodríguez Benot. Este grupo no ejercerá labores de mediación, sino que asesorará a los inmigrantes sobre los aspectos legales de su petición de regularización para que así sus 17 representantes puedan elaborar peticiones ante el mediador.

Según aseguraba ayer en conversación telefónica uno de estos representantes, se han puesto en contacto con el defensor del pueblo andaluz, José Chamizo, en un intento de acercar posturas y que éste vuelva a ejercer ese papel de mediación.

Quieren que Chamizo les asegure una negociación global, excepto para aquellos con antecedentes penales (una cifra que no se ha fijado) y que acelere las tramitaciones.

La situación de los más de 400 inmigrantes encerrados en el campus de la Universidad Pablo de Olavide se torna cada vez más tensa. Así, entre éstos no ha sentado nada bien el llamamiento a la desobediencia civil que lanzó el pasado sábado en su nombre la denominada red de apoyo. Uno de los 17 representantes de los encerrados se desmarcaba ayer en nombre de todo el colectivo de cualquier iniciativa que no salga de boca de los portavoces elegidos y, en especial, de la jornada de desobediencia.

El citado representante -que pedía que se le identificara sólo por su nombre de pila, Said- se quejaba de que, a su juicio, se utilizara su situación "para hacer política". "Nosotros somos personas que queremos trabajar y nada más, queremos que se regularice nuestra situación y así poder trabajar, no queremos hacer política".

Por otro lado, el decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, ofreció ayer asesoramiento jurídico gratuito a los encerrados, informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002