Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere obligar al Gobierno catalán a informar del coste de sus viajes

El Partido Popular (PP) quiere que el Gobierno de la Generalitat rinda cuentas en el Parlament de cada viaje institucional al extranjero y comparezca ante la Cámara para detallar el nombre y la responsabilidad de los acompañantes, el coste del viaje, los motivos, los resultados y las conclusiones de cada uno de estos desplazamientos. Los populares hacen este requerimiento en una moción presentada por el diputado Daniel Sirera, quien llevó al último pleno el malestar de este partido porque el Ejecutivo de Jordi Pujol se niega a contestar sobre el coste de sus viajes.

La moción no se debatirá hasta el otoño, con lo que su aprobación dependerá de cómo evolucionen entonces las relaciones entre Convergència i Unió (CiU) y el PP. Si la escalada de tensión entre ambos partidos se mantiene, la moción del PP muy probablemente se aprobará con los votos de la izquierda, que también busca dar transparencia a estos viajes. Si las aguas bajan más tranquilas, Sirera puede rebajar sin problemas su propia moción aceptando enmiendas de CiU.

El pasado jueves, Sirera tuvo una intervención muy dura sobre la falta de información de los viajes del Ejecutivo catalán y coincidió con el diputado republicano Joan Ridao en reclamar explicaciones especialmente por el hecho de que el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran, acompañara al conseller en cap, Artur Mas, en su reciente viaje a Cuba. El PSC también se ha interesado por la presencia de Duran en el viaje y ha presentado, al igual que Ridao, varias preguntas por escrito.

Según Sirera, la moción que ha presentado no pretende que sea el propio Jordi Pujol quien acuda al Parlament a justificar sus viajes, sino un representante del Gobierno catalán, informa Europa Press. El PP no cuestiona la conveniencia de que Pujol y sus consejeros viajen al extranjero y la moción insta al Gobierno catalán a 'continuar desarrollando la tarea de promoción exterior' de Cataluña para 'favorecer los intereses' de los catalanes y atraer inversiones extranjeras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002