Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA HUELGA GENERAL DEL 20-J

Los sindicatos irán al Constitucional por considerar abusivos los servicios esenciales

Los sindicatos UGT y CC OO van a recurrir ante el Tribunal Constitucional los decretos-leyes y las órdenes ministeriales que fijan los servicios mínimos en RTVE, televisiones privadas, internet y seguridad privada. Las centrales denuncian que esas normas son 'inconstitucionales' pues dan carácter de 'esencial' a servicios que no tienen esa cualidad recogida en la doctrina del Tribunal Constitucional, que fija que sólo son esenciales los que satisfagan derechos o bienes constitucionales.

Los dos sindicatos que han convocado la huelga general para el próximo día 20 interpretan que esos decretos son 'mini-leyes de huelga' que anticipan 'por dónde irá la ley de huelga que anunció el ministro de Trabajo [Juan Carlos Aparicio] hace una semana, aunque después se retractara de sus palabras'.

Según las centrales, los mínimos que el Gobierno pretende exigir a RTVE, a las televisiones privadas -como Telecinco y Antena 3-, a los servidores de Internet y a las empresas de seguridad privada son 'además de abusivos inconstitucionales'. Los servicios mínimos en las televisiones rondan el 100% incluso en espacios distintos a los informativos. En RTVE, además de ese 100% en informativos generales y en la información especial referente a la cumbre europea de Sevilla, el Gobierno se reserva el derecho a ofrecer cuantos comunicados públicos estime necesarios durante la jornada.

Querella contra Piqué

El recurso de los sindicatos a los tribunales por la huelga del 20-J no se limitará a la denuncia de los mínimos. Las declaraciones, el sábado, del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, insinuando que el sabotaje que Telefónica sufrió el viernes en varios puntos de su red de fibra óptica es obra de las centrales es 'inadmisible'. Los dos sindicatos reclamaron al ministro 'que aporte pruebas, si las tiene, de quiénes fueron los autores del sabotaje' y le exigieron una 'rectificación inmediata' si, como ellos están seguros, Piqué 'no tiene argumento alguno para mantener una acusación tan grave'.

Si no lo hace, 'y sigue vinculando los sabotajes a la huelga general del próximo jueves', las dos centrales han decidido presentar una querella por difamación contra el ministro. El sábado, Piqué aseguró que 'si alguien piensa que el éxito de la huelga se va a conseguir a través de la coacción o el sabotaje se equivoca rotundamente'.

CC OO y UGT mantienen que ellas 'son las primeras en rechazar cualquier acto de sabotaje o de violencia' y tienen la 'voluntad' de que la jornada de huelga del próximo día 20 sea 'pacífica'. Por ello, ven 'inasumible que el Gobierno siga vinculando el ejercicio de un derecho democrático, como el de huelga, a un día de conflicto o violencia'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 2002