Los mejores sitios de Internet

Espotting negocia ubicaciones en la red adecuadas al perfil de sus clientes

Cuando el internauta acude a un buscador de internet -Yahoo, Google, Lycos...- e introduce una palabra clave para buscar información sobre algún asunto, lo normal es que le salga al instante una lista de referencias o artículos que en no pocas ocasiones son de escasa relevancia o inútiles para el propósito perseguido. Por ello, es frecuente que el curioso abandone la tarea de documentación tras pasear su impotencia por las dos o tres primeras páginas propuestas.

El negocio de la británica Espotting, que está abriendo oficina en España y ya dispone de sedes en Londres, Paris, Munich, Hamburgo y Roma, es aprovechar esta ineficiencia de la red. Se dedica a negociar con las compañías que explotan buscadores la ubicación de webs o portales en los mejores huecos de estas listas que se elaboran a partir de palabras claves -preferentemente, los primeros, que son los más vistos-, para luego revenderlos a las compañías interesadas en publicitarse.

En función del producto que se quiere difundir, Espotting contrata y revende a sus clientes el espacio más idóneo en la Red
La compañía británica, que se creó hace dos años, lleva facturados ya en 2002 servicios por valor de 1,5 millones de euros

El mecanismo es sencillo. En función del tipo de negocio, Espotting facilita las palabras claves que han provocado o provocan mayor número de consultas, el cliente elige una o varias a las que quiere estar ligado y sólo paga por cada visita efectivamente producida un mínimo de 0,15 céntimos de euro. Esta cantidad puede ser mayor si hay otras empresas interesadas en un mismo hueco, en cuyo caso se subasta públicamente a través de la web Espotting.com.

'La eficacia del servicio es evidente en un momento en que están decayendo tanto el volumen de publicidad convencional a través de la colocación de anuncios o banner en Internet como la credibilidad sobre sus efectos', asegura Nick Bancroft, consejero delegado de la sucursal española. Para reforzar esta teoría, Espotting dispone de un sistema de facturación 'para que el cliente sepa hasta el último céntimo dónde va su presupuesto', lo que permite calcular con detalle el coste en publicidad de cada visita. Según Bancroft, en su negocio todo el mundo gana, 'ya que una parte de las comisiones va a las compañías propietarias de los buscadores'.

Espotting, que se fundó en 2000 y que lleva 1,5 millones de euros facturados este año, tiene 6.000 clientes -como American Express, Walter Thompson, GO Airlines o HSBC-, y dispone de acuerdos con más de mil portales.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS